El departamento que dirige Iñigo de la Serna así lo ha indicado en una nota de prensa después de que este jueves el PRC haya registrado en el Parlamento de Cantabria una proposición no de ley para instar a Fomento a instalar esos dispositivos en las autovías de la Comunidad Autónoma.

Fomento ha indicado que no están homologados ni los sistemas antibloqueo de detección de vehículos que acceden en sentido contrario basados en sensores e indicaciones o avisos, ni aquellos sistemas que, tras detectar un vehículo en dirección contraria, le impiden acceder al tronco de la carretera mediante dispositivos que pinchan o revientan los neumáticos.

"Los sistemas antibloqueo no están homologados para su colocación en las carreteras del Estado. Para ello, en primer lugar, deberían ensayarse y sacar unas conclusiones y, a partir de las mismas, habría que elevarlo a la Unión Europea para que se articulara una reglamentación específica en ese sentido", han señalado desde Fomento.

Asimismo, el departamento de De la Serna ha destacado que actualmente en Europa no existe experiencia al respecto pero, ha avanzado, la Dirección General de Carreteras tiene previsto llevar a cabo una experiencia piloto en un punto de la Red de Carreteras del Estado.

Según ha apuntado, esta experiencia piloto, que se realizaría en un enlace de la citada red, permitiría sacar conclusiones sobre los distintos tipos de sistemas orientados a evitar la circulación en dirección contraria, tales como la colocación de sirenas, badenes ocultos o dispositivos que pinchan o revientan los neumáticos.

En la actualidad, Fomento ha señalado que, en aquellos enlaces donde existen problemas de confusión, las Demarcaciones de Carreteras están reforzando la señalización con marcas viales, flechas o señales de prohibido el paso reforzadas y de alta visibilidad. Es el caso de Cantabria, Galicia, Asturias o Extremadura, entre otras.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.