El Gobierno Vasco ha mostrado su "total desacuerdo" con la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que anula el decreto que establecía una jornada de trabajo efectivo de 35 horas semanales para los funcionarios de la Administración autonómica, y ha denunciado que el fallo "vulnera" las competencias reconocidas a Euskadi por su Estatuto de Autonomía.

Este decreto del Gobierno autonómico fijaba la jornada laboral de referencia de las 70.000 personas que trabajan en el Administración Pública Vasca en 1.592 horas al año. El Ejecutivo cree que esta sentencia es un "completo desatino", especialmente por el momento en el que se produce, "cuando el propio Gobierno español está trasladando a los sindicatos la posibilidad de volver a la jornada de 35 horas en la Administración General del Estado".

El portavoz del Gobierno Vasco y consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, ha denunciado, a través de un comunicado, que la sentencia del Tribunal Supremo "supone una vulneración de la capacidad de auto-organización de la función pública", una competencia "explicitada" en el artículo 10.2 y 10.4 del Estatuto de Gernika.

Erkoreka ha advertido de que "nadie en Euskadi va a entender" una decisión judicial "que se entromete, de lleno, en cuestiones de organización interna de nuestro personal público y, menos aún, cuando nunca se había recurrido a tribunales la jornada laboral de nuestro personal funcionario".

El consejero, en referencia al recurso presentado en su día por el Ejecutivo central contra este decreto, ha recordado que este es "el enésimo ejemplo de la estrategia de recentralización del Gobierno español".

"TABLA RASA"

Erkoreka ha denunciado que "bajo pretexto de la crisis económica y extralimitándose en sus restricciones", el gabinete de Mariano Rajoy "se ha metido hasta en nuestra jornada laboral, laminando nuestras competencias y acuerdos sindicales". "Es un ejemplo palmario de la tabla rasa del Estado autonómico y de la aplicación del café para todos", ha insistido.

Según ha recordado, la vuelta a la jornada laboral de las 35 horas "fue una decisión negociada con todos los sindicatos de la Mesa General", y ha lamentado que el Tribunal Supremo haya "obviado" este "espíritu de pacto".

El portavoz del Gobierno Vasco asegurado, además, que el Ejecutivo autonómico ha tenido conocimiento de la sentencia a través de los medios de comunicación, ya que aún no le ha sido notificada de forma oficial.

El Gobierno autonómico está a la espera de dicha notificación oficial para realizar un análisis "pormenorizado" del contenido y alcance de la sentencia. Una vez realizado, trasladará este análisis a los sindicatos con representación en la Mesa General de la Función Pública para, si corresponde, "tomar conjuntamente las decisiones oportunas".

Consulta aquí más noticias de Álava.