La sesión plenaria de Presupuestos se celebrará, como estaba previsto, el próximo martes, 6 de febrero, a las 9.00 de la mañana, y a su continuación comenzará el Pleno ordinario del mes. En esa votación se necesitará el apoyo de los tres concejales del Grupo de Sí Se Puede, que negocia las enmiendas, aún no presentadas oficialmente, con el equipo de Gobierno.

En la reunión de este jueves de la Comisión de Hacienda se han aprobado en primer lugar, con el apoyo en este caso de Sí Se Puede, las enmiendas que ha tenido que plantear el equipo de Gobierno para adaptarse a las recomendaciones del informe del interventor.

Posteriormente, se ha debatido el traslado al Pleno extraordinario de las cuentas, a lo que sólo han dado voto favorable los dos grupos que forman el equipo de Gobierno, PSOE y VTLP, mientras que se han abstenido Sí Se Puede, el no adscrito Jesús Presencio y Ciudadanos; mientras que el único voto en contra ha sido el del Grupo Popular.

De acuerdo con el reglamento municipal, según ha explicado la concejal de Sí Se Puede Gloria Reguero, no ha habido lugar a debatir la enmienda a la totalidad que presentaba el Grupo de Ciudadanos, pues "si se aprueba el presupuesto y se lleva a Pleno ya no cabe votar la enmienda totalidad".

Reguero ha precisado que su Grupo se ha abstenido este jueves pero ha recordado que presentarán las enmiendas y que intentan que "salga adelante" el Presupuesto, pero siempre que se incorporen las propuestas "prioritarias" de las que plantea Sí Se Puede. "No esperamos que se bloquee, porque un Ayuntamiento con presupuestos bloqueados no beneficia a nadie", ha matizado la concejal.

Eso sí, la edil de la formación respaldada por Podemos en las Elecciones de 2015 ha reprochado que el equipo de Gobierno dé "por hecho que se va a aprobar", pues ha recordado que la respuesta a las propuestas de Sí Se Puede "condicionará que se apruebe o no".

Se trata de un "paquete" de enmiendas que incluirá "todo tipo de medidas" de acuerdo con las líneas estratégicas del programa de Sí Se Puede, sobre todo en lo relativo a asuntos sociales y de medio ambiente. Cada enmienda, ha señalado, "lleva un objetivo, un presupuesto y una partida de donde se saca", ha explicado Reguero, quien ha matizado que se trata de una cuestión "complicada" y que se trabaja con el interventor para que se presenten correctamente.

La edil ha recordado que su grupo ha mantenido reuniones "todos los días desde hace mucho tiempo" con los concejales del equipo de Gobierno, pero todavía no está cerrado el trabajo, si bien ha recalcado que está una "fase absolutamente final".

Con todo ello, el próximo martes se celebrarán dos plenos consecutivos en el Ayuntamiento, de modo que el ordinario de febrero contará con un menor volumen de mociones, sólo dos presentadas por el Partido Popular y una por Ciudadanos. Todo pese a que, según el portavoz del Grupo Socialista, Pedro Herrero, se había acordado previamente no presentar mociones en la segunda sesión.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.