Según la Agencia Tributaria, los responsables de la trama habrían defraudado cerca de 10 millones de euros en el IVA entre finales de 2016 y principios de 2017, momento en el que la Agencia Tributaria impidió sus actuaciones mediante diversos embargos, y habrían simulado operaciones inmobiliarias para blanquear los beneficios obtenidos.

En la fase final de la investigación se organizó un operativo, denominado 'Baresi', mediante el que han sido intervenidos 1,9 millones de euros que han sido bloqueados en diversas cuentas bancarias, y se han trabado embargos sobre más de 60 inmuebles que superan los 12 millones de euros, incluido un hotel, una veintena de vehículos y más de 100.000 litros de combustible, entre otros efectos.

(((HABRÁ AMPLIACIÓN)))

Consulta aquí más noticias de Málaga.