La Guardia Civil recogió la denuncia de una vecina de su localidad quien manifestaba que alguna persona había difundido imágenes intimas, sin su consentimiento, tanto en un portal de Internet como en una conocida aplicación de mensajería instantánea, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

A raíz de la denuncia, los agentes de la Benemérita comenzaron una serie de investigaciones para tratar de determinar la identidad de los presuntos autores de los hechos, averiguándose que hacía varios años la víctima, a través de una red social de contactos, autorizó a uno de los detenidos a que pudiese visionar imágenes íntimas dentro de la aplicación, siempre dentro del ámbito privado.

Estas imágenes, rescatadas en su día por uno de los detenidos y que habían permanecido en el anonimato durante años, fueron publicadas por el receptor tanto en una página web como en varios grupos de Whatsapp, de personas de la misma localidad de residencia de la víctima.

También se pudo averiguar que una tercera persona había coaccionado a la denunciante, ofreciéndole revelar la identidad de quien había difundido las imágenes a cambio de favores de índole sexual.

Las diligencias instruidas por los hechos delictivos, junto con los detenidos, han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número dos de Villarrobledo, en funciones de guardia.

'SEXTING' O LA VENGANZA SEXUAL

Esta actividad delictiva se define como la difusión o publicación de fotografías o vídeos de contenido sexual utilizando para ello el teléfono móvil u otro dispositivo tecnológico, sin consentimiento de la víctima.

La Guardia Civil recuerda que es importante estar informado y conocer los riesgos que puede generar el mal uso de las redes sociales e Internet y que el 'sexting' entre adolescentes es una práctica altamente peligrosa que puede conducir a situaciones de chantaje, acoso sexual y escolar, llegando a causar en muchas ocasiones trastornos psicológicos en la víctima.

CONSEJOS PARA EVITAR EL 'SEXTING'

A raíz de ello, desde la Guardia Civil recomiendan evitar contactar con desconocidos y nunca acceder a ningún tipo de chantaje, así como no enviar o compartir fotografías comprometedoras, "son parte de tu intimidad".

También señala que si se ha enviado alguna fotografía a través de alguna red social, se intente bloquearla para que no caiga en manos de personas desconocidas.Además de tener cuidado con las redes wifis abiertas, ya que alguien puede interceptar el contenido del teléfono móvil y entrar en las fotografías que tuvieras guardadas.

Si ha recibido material de contenido sexual o se es víctima de este tipo de delito se recomienda denunciar el caso ante la Guardia Civil, bien llamando al teléfono de urgencias 062, físicamente en cualquier unidad del Cuerpo o través de la página web del grupo de delitos telemáticos (https://www.gdt.guardiacivil.es).

Consulta aquí más noticias de Albacete.