El Ministerio Fiscal sostiene que al acusado, el día 2 de noviembre de 2015, cuando se encontraba interno en el centro penitenciario de Asturias, le fueron ocupados un trozo de hachís y un envoltorio con heroína, además de otros objetos cuya tenencia está prohibida en el centro.

Una vez analizadas las sustancias, resultaron ser 9,2 gramos de resina de cannabis y 0,50 gramos de heroína. La droga hubiera alcanzado en el mercado ilícito, dentro del centro penitenciario donde el acusado las iba a vender, 52,70 euros el hachís y 45,01 la heroína.

La Fiscalía considera que los hechos con constitutivos de un delito contra la salud pública en modalidad agravada de comisión en centro penitenciario. Solicita que se condene al acusado a siete años y seis meses de prisión.

Consulta aquí más noticias de Asturias.