Cajero automático
Una persona saca dinero de un cajero automático, en una imagen de archivo. CREATIVE COMMONS

Delincuentes informáticos han robado más de un millón de dólares de cajeros automáticos de todo Estados Unidos forzando a las máquinas a "escupir" el dinero como si fueran máquinas tragaperras.

Un alto cargo del Servicio Secreto estadounidense, Matthew O'Neill, explicó en declaraciones a Reuters que los responsables, posiblemente vinculados a organizaciones criminales internacionales, han perpetrado al menos media docena de golpes.

Esta es la primera vez que se detecta este tipo de ataque en Estados Unidos, indicó O'Neill, quien apuntó a casos anteriores en Europa o América Latina. "Era solo cuestión de tiempo que pasara aquí", reconoció.

Las empresas fabricantes de cajeros Diebold Nixdorf Inc y NCR Corp habían alertado la semana pasada de ataques con herramientas utilizadas en estos ataques tipo "jackpot", en referencia al premio que dan las tragaperras.

Concretamente, Diebold Nixdorf había informado de la detección de intentos de ataque cambiando el disco duro o utilizando un endoscopio industrial para alcanzar el interruptor que reinicia la máquina.

Una alerta confidencial del Servicio Secreto emitida el viernes advertía de que los cajeros con Windows XP eran más vulnerables que los de Windows 7, por lo que instaban a actualizar los cajeros. Sin embargo, O'Neill reconoció este lunes que en las últimas 48 horas ha habido ataques exitosos contra cajeros con Windows 7.