"En una situación inédita para la fábrica de Figueruelas, con una nueva dirección y ante los retos de competitividad que se avecinan, consideramos crucial llegar a acuerdos que permitan afrontar los retos del sector desde una perspectiva de estabilidad y compromiso, no solo para los más de cinco mil empleos directos de la fábrica, sino también para otros tantos empleos indirecto de las pymes auxiliares proveedoras afectadas", ha indicado la Federación en una nota de prensa.

La FEMZ ha deseado "cordura y acierto en las negociaciones finales", donde Aragón "se juega mucho, ya que el tejido industrial es la base de la estabilidad económica y del empleo". Por último ha afirmado que "todos queremos poder hablar a partir del acuerdo, de futuro, de evolución y de empleo, y no de incertidumbre pesimista".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.