El objetivo, han destacado, es disponer de estas bases durante el primer trimestre del año para adjudicar la redacción del Plan, que incluye actuaciones para recuperar el litoral de esta zona.

Además, se ha acordado firmar un convenio entre los ayuntamientos para facilitar la gestión del proyecto. Este año se invertirán 1,6 millones de euros, de los que el Govern aportará 800.000 euros a través del impuesto turístico. Por su parte, el Consell invertirá 400.000 euros más y los dos ayuntamientos, 400.000 euros más.

Las obras podrían iniciarse ya en 2019. En total, el proyecto tendrá un coste de unos 20 millones de euros en cinco años. La propuesta plantea dotar de continuidad toda la costa, de Cala Gració a Port des Torrent, con la creación de un paseo y un carril bici, entre otras acciones. También se ampliarán los muelles existentes para mejorar el tráfico marítimo.