Así lo ha indicado este lunes en una nota la viceportavoz socialista Mercedes Gámez, para la que el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, y el PP "sólo son generosos de palabra" al entender "un alivio" estos préstamos.

"Estos préstamos no son un aliento para el Ayuntamiento de Jaén, son los estertores de la agónica situación municipal que el PP no remedia más que con paños calientes", ha afirmado la concejala, quien ha apuntado que, desde que el PP retomó en 2015 la Alcaldía y sólo con cargo a estos fondos, se han firmado más de 175 millones de euros en préstamos".

"Bien con el apoyo de la mayoría artificial del PP en pleno o unilateralmente en Junta de Gobierno el PP se ha adherido a convocatorias por importe de 70 millones (julio 2015); 14,1 millones (julio 2015); 28,2 millones (septiembre 2015); cuatro millones (agosto 2016) y 19 millones (noviembre 2017). A ellos se suman ahora los 40,3 millones de la nueva convocatoria", ha precisado.

Gámez ha apuntado, además, que casi la mitad de estos préstamos corresponden al mandato de Javier Márquez como alcalde, al tiempo que ha señalado que "la mentira de que esto es un balón de oxígeno para el Ayuntamiento queda demostrada con el hecho de que ninguno de estos préstamos ha podido devolverse, ni capital ni intereses".

Ha añadido que hace pocas semanas el PP refinanció de corto a largo plazo más de 250 millones de euros de deuda a proveedores del Consistorio y una buena parte de estos fondos de ordenación puesto que se ha visto incapaz de devolver ni un solo céntimo de euro.

Esta refinanciación tiene también sus consecuencias, puesto que el interés inicial que el Gobierno de España pone al Ayuntamiento para la devolución de estos importes cambia en cuanto se negocia posponer la deuda con los bancos, ya que se aplican condiciones mucho más duras para afrontarlos.

CALOR A LAS MULTINACIONALES

La edil ha explicado que la mitad de este nuevo fondo de 40,3 millones irá a pagar las deudas con las grandes multinacionales, "a las que tanto calor da el PP". "La fórmula de pago es retorcida pero efectiva: no puedo saldar mis deudas contigo, llévame a los tribunales que por la vía del pago de sentencias el ministro Montoro y Fernández de Moya te garantizan que cobres con los préstamos de los fondos de ordenación. Y ya si eso me las apaño yo para ver cómo devuelvo ese dinero", ha dicho.

Con ello, según ha manifestado, quienes nunca cobran son los pequeños empresarios de Jaén, que no tienen capacidad para acudir a los tribunales. Y ello, mientras "la ciudad se endeuda más y ni un céntimo de este dinero va siquiera a alguna inversión para los vecinos, que son los que sufren las consecuencias de este artificio financiero" de los fondos de ordenación.

"El problema es que Fernández de Moya ideó esta fórmula de los fondos de ordenación, que son una perversa patada a la lata, aquella con la que en sólo cuatro años pasó de una deuda con los bancos de 91 millones a 403 y ahora Javier Márquez le sucede en el cargo y también en la dinámica de asfixia financiera a la ciudad", ha lamentado.

Para Gámez, queda demostrado que la relación de Fernández de Moya y el actual alcalde "es muy tóxica para Jaén" y se ve "a diario en este y otros temas, desde la parálisis del tranvía a las inversiones de los Presupuestos Generales del Estado para la ciudad".

"Cuando un alcalde del PP no es capaz de tener autoridad y/o complicidad con un gobierno de su mismo signo para conseguir sacar a la ciudad de esta debacle queda todo dicho de la utilidad para Jaén del PP", ha asegurado la viceportavoz socialista.

Así las cosas, ha instado a Márquez "a plantearse un trabajo serio y a futuros con la situación de la deuda municipal y que comience organizando sus recursos, el control del gasto y planteando en Madrid una salida a esta situación que no pase por préstamos para hoy que endeudan a las generaciones de mañana".

Consulta aquí más noticias de Jaén.