Parc Verd de Son Castelló en Palma
Parc Verd de Son Castelló en Palma CORT

El alcalde Antoni Noguera y la presidenta de Emaya, Neus Truyol, han visitado este lunes el parque ampliado con el que se cumple la "asignatura pendiente" que tenían con la ciudadanía de "habilitar un espacio para depositar todo tipo de residuos con todas las garantías".

Según informan desde el Ayuntamiento, el parque no ha cambiado de ubicación, en la calle del Gremi de Sucrers i Candelers, y las obras de remodelación -que empezaron en mayo- se han realizado manteniendo abierta en todo momento la instalación en su horario habitual.

La remodelación y ampliación del parque verde permite que ahora la ciudadanía pueda depositar una mayor diversidad de residuos, con todas las garantías ambientales y de seguridad.

De esta manera, los usuarios pueden dejar los residuos aportados en algunas de las 16 cajas habilitadas: voluminoso, escombros, papel y cartón, poda, electrodomésticos y chatarra, entre otros, a las que se puede acceder fácilmente desde su vehículo.

Desde Cort, recuerdan que antes solo había espacio para 6 cajas y una compactadora de papel y cartón.

En cuanto a los residuos peligrosos, se cuenta ahora con un espacio cerrado para depositarlos. Allí se pueden dejar materiales como pilas y baterías, termómetros, tubos fluorescentes o botes de pintura y disolvente. También hay depósitos para la recogida de cápsulas de café, aceite, porexpan, radiografías, etcétera.

Además, el parque verde se pueden dejar otras fracciones habituales como envases, cartón, ropa y vidrio.

PREPARACIÓN PARA LA REUTILIZACIÓN

Asimismo, se cuenta ahora con una edificación de nueva construcción donde los próximos meses habilitará un espacio de preparación para la reutilización, para todo tipo de objetos que puedan tener una segunda vida.

Ahí los usuarios podrán dejar los muebles, electrodomésticos, juguetes o otros utensilios que se encuentre en buen estado.

El sistema de depósito y de intercambio se detallará próximamente con su correspondiente reglamento de uso. Esta iniciativa quiere fomentar la reutilización, el intercambio y la prevención de residuos.

Otro punto innovador supone la creación, en esta misma edificación, de un espacio para la educación ambiental. Según han informado, es en lugar de formación para escolares, otros colectivos y la ciudadanía en general, con el objetivo de concienciar para hacer una correcta gestión y separación de los residuos.

Por otra parte, también se ha habilitado una zona anexa, para almacenamiento, de uso exclusivo de Emaya.

MÁS DE 67.000 USUARIOS EN 2017

El Parc Verd de Son Castelló ha tenido 67.200 usurarios a lo largo de 2017 y se han depositado más de 9.600 toneladas residuos. A lo largo de 2017 el uso del parque ha sido especialmente intenso, llegando a los 67.200 usuarios en total. En enero fueron 3.910 las personas que depositaron residuos en esta instalación.

Se superaron los 5.000 por primera vez en mayo (5.518) y el mes con mayor afluencia fue octubre con 6.916 personas. La media del año es de 185 usuarios diarios, aunque los últimos tres meses esta cifra ha alcanzado las 225 personas cada día.

El crecimiento de usuarios se ha visto reflejado, también, en las toneladas recogidas. Así pues, en enero de 2017 se recogieron 429 toneladas mientras que en junio subieron a 752 alcanzando las 1.171 toneladas en noviembre, el máximo de toda la serie histórica. Durante el año 2017 se recogieron más del triple de residuos que 2016.