Según ha informado el Consistorio, los agentes, con el apoyo de la Ertzaintza, llevaron a cabo este sábado por la tarde una inspección del local con el objetivo de controlar el aforo y, al mismo tiempo, comprobar que se cumplían las normas establecidas en la Ley de Espectáculos Público y Actividades Recreativas para la celebración de fiestas dirigidas a menores de edad.

Durante la inspección, se pudo comprobar cómo en el interior del local había 372 menores, siendo el aforo máximo establecido para este establecimiento las 115 personas, entre ellas 28 menores de 14 años. Además, se comprobó que en el local se facilitaba la consumición de cachimbas tipo vapeador filtradas con licor sin alcohol.

Tras la inspección, los agentes de la Policía Municipal de Barakaldo han iniciado el procedimiento para sancionar las infracciones cometidas por los responsables de la discoteca.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.