La Archidiócesis de Zaragoza celebra este año esta festividad con unas las jornadas tituladas 'San Valero, de par en par', con el objetivo de abrir las puertas de esta institución y de las diferentes entidades vinculadas a ella, con más de 50 actividades entre el jueves pasado y este martes.

Este lunes, la catedral de la Seo está abierta todo el día, además a las 10.30, 13.00, 17.00 y 18.30 horas se celebrarán visitas guiadas a la Iglesia del Seminario de San Carlos y a las 10.00 horas Proyecto Hombre -que trabaja en el tratamiento de las dependencias- ha organizado una ruta senderista de diez kilómetros que se realizarán alrededor de su Comunidad Terapéutica, en Miralbueno.

Entre las 10.00 y las 14.00 horas, se podrá visitar el monasterio de las canonesas del Santo Sepulcro; a las 11.00 horas, la parroquia de San Pablo celebra una jornada de puertas abiertas, y lo mismo realiza la parroquia del Rosario a las 11.00, 13.00 y 19.00 horas.

El acto religioso central tendrá lugar a las 11.00 horas, en la Seo, con la misa pontifical de San Valero, presidida por el arzobispo, don Vicente Jiménez, quien impartirá la bendición papal.

Le seguirá la exposición y veneración de las reliquias del patrón.

Este acto contará con la Escolanía de Infantes, la Capilla de Música de Nuestra Señora del Pilar, la Orquesta Sinfónica Cantantibus Organis, el maestro José Luis González Uriol al órgano histórico de la Seo, todo bajo la dirección de José María Guerrero.

Además, a las 19.00 horas, el arzobispo presentará en el Seminario Metropolitano la carta pastoral 'Teología y Pastoral de la Iglesia Diocesana', que publica con motivo del 700 aniversario de la Archidiócesis. Le seguirán la celebración de las vísperas y el reparto de roscón.

Por su parte, la Parroquia de San Valero celebrará a las 12.00 horas una misa solemne, con veneración de la reliquia y reparto del roscón bendecido.

OTROS ACTOS

A las 11.30 y 13.00 horas, la Parroquia de Santa María de los Ángeles proyectará el audiovisual 'Historia de una parroquia' y a las 11.45 horas la obra social de la parroquia del Carmen mostrará un audiovisual y realizará una visita guiada a sus instalaciones y comedor social.

A las 12.00 horas, se ha programado un 'Encuentro intercultural' en la Parroquia de Montserrat, mientras que en el Stadium Casablanca habrá proyecciones sobre su historia y visita a las instalaciones.

A las 12.30 horas, la Parroquia del Sagrado Corazón ha organizado una misa aragonesa, a cargo del grupo 'El Pilar' y a las 17.30 horas, festival de jotas con chocolatada y roscón. A las 17.30 horas se ha organizado la actividad 'Los secretos y símbolos de la parroquia del Perpetuo Socorro', a la que seguirá un roscón solidario y misas festivas.

ANIVERSARIO

Los orígenes de la Iglesia en Zaragoza son apostólicos y durante la época romana tuvo numerosos mártires, perteneciendo en sus inicios y hasta el año 1318 a la provincia eclesiástica de Tarragona. El director del Archivo Diocesano de Zaragoza, Juan Ramón Royo, ha explicado a Europa Press que hay certeza de que Valero fue obispo de la ciudad a finales del siglo III y principios del siglo IV, en la Caesaraugusta romana.

El martirologio romano sitúa su muerte entre los años 305 y 315, tras la persecución de Diocleciano del año 303 y perteneció seguramente a la dinastía episcopal de los Valerios, que cita el poeta Prudencio a principios del siglo V.

La fecha de su muerte se fijó el 29 de enero del año 315. No obstante, Juan Ramón Royo ha aclarado que es una "fecha tope", fijada porque hay constancia de que en el año 314 acudieron dos representantes de la diócesis, pero no el obispo, a un concilio celebrado en Arles (Francia), si bien esto no quiere decir necesariamente que no lo hubiese, ha sostenido Royo.

Sí se sabe que San Valero estuvo en el Concilio de Elvira -actual Granada-, que reunió a obispos de la Península Ibérica, especialmente del sur, que tuvo lugar entre el año 300 y 302, encuentro relevante porque en él se fijaron las primeras normas del celibato apostólico.

MURIÓ EN EL EXILIO

Royo ha relatado que se afirma que San Valero murió en el exilio en el pueblo de Anet, que puede corresponder a Enate (Huesca) o a Anet, en el Departamento de Eure et Loir, región centro de Francia. Esta decisión habría sido tomada por el prefecto Daciano, encargado en la Península Ibérica de la persecución contra los cristianos dictada por el emperador Diocleciano, tras comparecer ante él en Valencia, junto a su diácono San Vicente, con quien compartió prisión.

Este último fue martirizado, pero no San Valero, ha apuntado el director del Archivo Diocesano de Zaragoza. La tradición afirma que fue enterrado en una iglesia que se encontraba dentro del castillo de Estada y que su recuerdo se olvidó con el tiempo, hasta que en 1065 su cuerpo fue encontrado por Arnulfo, obispo de Roda de Isábena y lo trasladó a la iglesia dedicada a San Vicente en este pueblo, donde se conserva a excepción de la cabeza y un brazo que fueron trasladados a Zaragoza.

OTRAS FUENTES

Juan Ramón Royo ha dado a conocer otras fuentes que citan a San Valero, como Gonzalo de Berceo, primer poeta que escribe en lengua castellana, y que en su libro sobre 'El martirio de San Lorenzo' dice que este y San Vicente fueron discípulos de San Valero, a quien hace obispo de Huesca.

Asimismo, narra que el Papa San Sixto II convocó un concilio en Roma al que acudió el prelado con los dos diáconos y a quien le pidió que los dejara en la Ciudad Eterna, si bien finalmente solo se quedó San Lorenzo, que murió allí mártir en el año 258.

Royo ha reconocido que esta versión "complica la historia" y modifica las fechas estimadas hasta ahora, para apuntar incluso otra versión en la que se afirma que su dificultad en el hablar era consecuencia de su origen vasco, Comunidad donde, actualmente, tiene una ermita dedicada en Mondragón (Guipúzcoa).

VENERACIÓN EN ZARAGOZA

San Valero tiene una capilla en la catedral La Seo de Zaragoza, del siglo XVI, aunque sus pinturas son del siglo XVII y algún autor las atribuye a Bartolomé Vicente. En ellas, se narra el interrogatorio a San Valero y San Vicente en Valencia y la llegada del cráneo del difunto obispo a la actual capital aragonesa.

Allí se encuentran tanto su cabeza como su brazo. Además, el Papa Luna, Benedicto XIII, ordenó hacer un busto relicario que reflejaría los rasgos físicos de quien encargó hacerlo y que se expone en el retablo mayor de La Seo, junto a los de San Vicente y San Lorenzo.

También se le venera en otras partes de Aragón, como Estada y Velilla de Cinca (Huesca); Castelnou, Híjar y Seno (Teruel) y en Cariñena (Zaragoza), a cuya iglesia parroquial Pedro Cerbuna, prior de La Seo y quien más tarde fundó la Universidad de Zaragoza y fue obispo de Tarazona, donó una reliquia.

En Valencia, en el barrio de Ruzafa -que fue pueblo independiente hasta 1877-, la iglesia está dedicada a San Valero y San Vicente, un templo barroco construido en ladrillo en el siglo XVII, que se alza sobre otro anterior mandado construir por Jaime I el Conquistador, en el siglo XIII.

Juan Ramón Royo ha asegurado que no conoce el origen de los roscones, ni del dicho zaragozano 'San Valero, ventolero y rosconero', para comentar que este día "hay mucha devoción" en la iglesia dedicada a este santo en la ciudad de Zaragoza, en el barrio de Delicias, que fue el único templo que hubo durante varios años en esa zona, donde este día acuden muchos feligreses.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.