Maroto, Feijóo y Méndez de Vigo en Santiago
Maroto, Feijóo y Méndez de Vigo en Santiago PP

El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, ha reivindicado este sábado la necesidad de un pacto educativo en España que se haga "arrimando el hombro" alumnos, profesores y partidos. "Una reforma educativa" que "llegue para quedarse", al margen "de siglas" y que, en palabras del titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, Galicia está dispuesta "liderar e impulsar".

Aunque la previsión inicial era que asistieran unos 500 docentes, Maroto, Feijóo y el ministro del área, Íñigo Méndez de Vigo, han lanzado su mensaje finalmente delante de casi un millar de profesores. A la cita, al margen de otros dirigentes del PP, tampoco ha faltado el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, y representantes del ámbito educativo de otras comunidades.

El primero en intervenir en la clausura ha sido el vicesecretario de Política Social, quien ha remarcado la importancia de "escuchar" en política para no cometer "errores", con especial intensidad en la enseñanza, y ha advertido de que una reforma educativa no puede ser "buena" si no es "consensuada" y participada por los colectivos afectados.

También ha proclamado que el PP valora la "experiencia" y "las canas" porque son "compatibles con la sangre fresca" y las ideas nuevas.

Al tiempo, ha reivindicado el acuerdo en política y ha incidido al consenso alcanzado para poder impulsar un pacto estatal que combata la violencia machista.

A su juicio, "si se pudo hacer un pacto contra la violencia machista" en el ámbito estatal, "se puede y se debe hacer un pacto por la educación". "Todos a una, todos arrimando el hombro: alumnos profesores y partidos", ha manifestado.

EVITAR FUTUROS "PREFERENTISTAS"

En su intervención, antes de incidir en la importancia de formar en cuestiones digitales, Maroto ha apostado por enseñar también buenos hábitos alimentarios, aportar una "más completa educación" en salud sexual y reproductiva; y también "enseñar un mínimo de cultura financiera" a los estudiantes españoles.

Como ejemplo de la falta de formación en este ámbito, Maroto ha apuntado a los "preferentistas" -usuarios afectados por las participaciones preferentes bancarias- y se ha preguntado "cuántos más" tiene que haber para que se enseñe en las aulas, por ejemplo, cómo se afronta una hipoteca.

Del mismo modo, ha aludido al desempleo entre los jóvenes, una cuestión que -ha confesado- le deja "atónito" y que también ha vinculado en gran parte a la formación. Sin embargo, ha incidido en que "prácticamente no hay paro en los alumnos que terminan la FP dual".

Finalmente, ha manifestado que si hay una reforma educativa es preciso plasmar que "se enseñe en valores, en igualdad y en el respeto", una cuestión que no puede quedar "relegada a las familias".

"No podemos tener una España del siglo XXI de la que sentirnos orgullosos mientras se discrimine a alguien por ser gay o por el color de su piel", ha ejemplificado, antes de subrayar que a él le gusta ver, cuando su partido lanza un mensaje, "brillo en los ojos".

"Hace falta brillo en los ojos y mensaje político", ha reconocido, al tiempo que ha matizado que, si bien "hacer las cosas bien en economía no es el objetivo último", también "hay que hacerlo".

GALICIA, DISPUESTA A "LIDERAR" EL PACTO EDUCATIVO

Por su parte, el presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, quien cerró el acto tras la intervención de Méndez de Vigo, ha valorado la propuesta anunciada por el ministro de impulsar "un MIR educativo de dos años" y también se ha mostrado convencido de que el Pacto de Estado Social y Político por la Educación es "la mayor oportunidad educativa" en España de los últimos 40 años.

En este punto, Feijóo ha asegurado que Galicia está dispuesta "a liderar" el pacto educativo "que España necesita" y ha reivindicado un sistema "equitativo, plural e innovador". Al tiempo, ha reconocido que para que una hoja de ruta educativa tenga éxito es preciso que sea "compartida con la comunidad docente".

Feijóo ha defendido que la educación debe ser "reflejo y guía de la Galicia equitativa e integradora que garantice la igualdad de oportunidades" y ha reivindicado la apuesta por el plurilingüismo.

No en vano, ha señalado que, si en 2009 había "menos de 13.000 alumnos que recibían este tipo de enseñanza, en 2018 hay 106.000".

"NO QUEREMOS UN SISTEMA QUE ADOCTRINE"

Feijóo ha reivindicado los resultados educativos en Galicia, con el descenso del fracaso escolar, y ha subrayado que en la comunidad se apostó "por incorporar al profesorado a un proyecto educativo común, con iniciativas como un plan anual de formación, el análisis de las competencias profesionales docentes, y el refuerzo de la estabilidad".

Tras reivindicar la importancia de este proyecto educativo común, ha proclamado que los populares rechazan "un sistema educativo que adoctrine". "Los colegios no pueden servir para inflar aún más el ego de ciertos políticos", ha proclamado, antes de concluir que las aulas no pueden servir para que se eduque "en el sectarismo o el resentimiento".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.