Plaza de La Seo de Zaragoza
Plaza de La Seo de Zaragoza EUROPA PRESS

Las visitas han tenido lugar a las 10.30 y 12.00 horas y en ellas ha participado el director del Archivo Diocesano de Zaragoza, Juan Ramón Royo, quien ha explicado a Europa Press que el objetivo es "dar a conocer el lugar donde se custodia la memoria de la diócesis desde el siglo XIV".

Este archivo contiene libros, documentos y "muchos expedientes y procesos", que representan la parte más voluminosa, así como pergaminos, con textos en latín y castellano. Además, hay algún mapa y alguna fotografía de los siglos XIX y XX, pero no como sección propia, sino incorporadas a expedientes y documentos.

Hay un apartado dirigido a la reconstrucción de templos donde se cuenta con planos de iglesias, además de "mucha documentación matrimonial". Como documentos singulares, Royo ha mencionado las demandas de novias a hombres que no habían cumplido su palabra de matrimonio.

En este punto, el archivero ha explicado que esto fue frecuente hasta el Concilio de Trento, en el siglo XVI, cuando la Iglesia suprimió los matrimonios secretos. Asimismo, este espacio reúne más de 20.000 dispensas matrimoniales de entre el siglo XV y hasta el siglo XIX, que, según ha indicado el archivero, se corresponden con momentos en que en los pueblos eran habituales parejas que tenían relaciones de parentesco.

AFLUENCIA

Juan Ramón Royo ha relatado que el archivo suele ser visitado por particulares que buscan su origen y sus antepasados, principalmente personas de la ciudad de Zaragoza o de la provincia, aunque también hay algunas consultas de otros lugares de España, especialmente de Madrid y Cataluña, y por correo electrónico han tenido solicitudes del extranjero, sobre todo de Latinoamérica.

Por su parte, los investigadores acuden de las ramas de la Historia, Historia del Arte y geografía. El pasado mes de noviembre se defendió una tesis doctoral sobre arquitectura del siglo XVII basada en la documentación que posee este espacio, ha detallado el director del archivo diocesano.

Además, ha indicado que se proporciona información cuando hay alguna efeméride, así como datos biográficos de personas y sobre bienes inmuebles. En este lugar trabajan él como director y un auxiliar, así como un sacerdote colaborador por las mañana y en ocasiones cuentan con becarios universitarios que hacen prácticas en másteres de patrimonio y gestión cultural.

El archivo está ubicado en el Palacio Arzobispal, que cuando se rehabilitación dispuso de un espacio con armarios compactos que facilita la conservación de la documentación con medidas ambientales y de seguridad adecuadas.

Royo trabaja en él desde 2003 y ha subrayado que este lugar "es fundamental" para la Archiócesis de Zaragoza porque "es donde se guarda el testimonio del pasado, desde el siglo XIV".

Como materias pendientes, ha comentado que la digitalización, así como la concentración de archivos parroquiales, como los libros de más de cien años que se encuentran en las parroquias de los pueblos, con el registro de bodas, bautizos y otras actividades de la Iglesia, con el objetivo de facilitar su conservación y la consulta de los investigadores, ha apuntado.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.