La primera detención se llevó a cabo en las propias dependencias policiales de Pamplona, donde se citó al implicado, un vecino de Zizur Mayor de 22 años. Tras ser detenido fue trasladado a prisión, según dictaba un requerimiento del Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona.

También en Pamplona se detuvo a un vecino de Sarriguren de 37 años por no haber comparecido, tras los llamamientos judiciales del Juzgado de Instrucción nº 3 de Pamplona. Y agentes de seguridad ciudadana detuvieron en la capital navarra a un varón de 31 años por pesar sobre él una orden de búsqueda, detención y personación emitida por el Juzgado de Violencia Sobre la Mujer Nº 1 de Pamplona, ha informado el Gobierno de Navarra.

En Murchante y Tudela, agentes de distintas unidades adscritas a la comisaría de la capital ribera han detenido a dos personas al tener en vigor sendas órdenes de detención.

El primero de ellos fue detenido cuando una patrulla de seguridad ciudadana dio el alto a un vehículo en el transcurso de un control y detectó que el conductor, de 21 años de edad, contaba con una orden de detención emitida por el Juzgado nº 3 de Tudela. Fue trasladado a la comisaría y puesto en libertad tras abonar la cantidad fijada en la sentencia para eludir su ingreso en prisión.

El segundo detenido, un vecino de Tudela de 25 años, tenía una orden vigente de búsqueda, detención y personación dictada por un juzgado pamplonés en relación con un delito de robo con fuerza. Agentes del Grupo de Policía Judicial de la Policía Foral, adscritos a la comisaría tudelana, lo pusieron a disposición del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 4 de Tudela.

En Arbizu una patrulla de seguridad ciudadana de la comisaría de Alsasua trasladó directamente a prisión a un vecino de la localidad de 24 años, dando cumplimiento a un oficio del Juzgado de lo Penal nº 4 de Pamplona relacionado con un delito contra la seguridad del tráfico.

En Noáin, agentes de seguridad vial adscritos a la comisaría central han detenido en el transcurso de un control policial a un vecino de la localidad de 34 años, por un señalamiento en vigor emitido por un juzgado de Alcobendas relacionado con un delito de lesiones.

El último de los detenidos es un vecino de Allo de 54 años. Agentes de la comisaría de Estella lo localizaron, detuvieron y trasladaron a la prisión provincial. Al implicado le constaba una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión del Juzgado de lo Penal nº 1 de Pamplona.

Consulta aquí más noticias de Navarra.