Según explicó en la denuncia, tal y como ha informado la Comisaría Provincial, una mujer, cuando ella estaba abriendo el bolso para coger tabaco en la calle el pasado 10 de enero, agarró de repente el bolso y tiró "fuertemente" de las asas, por lo que no pudo llevárselo, aunque sí que metió la mano en el interior y cogió el teléfono, antes de darse a la fuga.

En la denuncia explicó a la Policía que no había sufrido lesión alguna por el forcejeo, ni el bolso tenía daños, y manifestó que tenía un seguro que cubre este tipo de hechos. Asimismo, informó de que tras lo sucedido había accedido a una tienda para solicitar un teléfono y anular la tarjeta del termina, a donde se acercó un hombre que dijo ser policía y le indicó que debía interponer denuncia.

Después de los hechos, los agentes acudieron al establecimiento indicado por la denunciante, y una vez en el lugar, las empleadas les manifestaron que el día 9 de enero por la mañana accedió a la tienda una mujer que adquirió calzado y lo abonó con la tarjeta de crédito/débito y les dijo que le habían sustraído el teléfono móvil y que si la tienda tenía seguro que cubriera ese tipo de hechos.

Entonces, según las trabajadores, no alegó en ningún momento haber sido víctima de un robo con violencia o similar. Y los agentes les preguntaron si estaban seguras de que los hechos fueron el día 9 de enero y no el día 10 de enero, por lo que comprobaron mediante el extracto de pago que la denunciante había ido al establecimiento el día 9 de enero.

Ante esta situación, los agentes citaron a la denunciante en calidad de testigo, el día 22 de enero en dependencias policiales, para ser oída en declaración ya que los hechos no se ajustaban a la realidad.

La mujer, sin antecedentes, acudió voluntariamente y manifestó a los agentes que los hechos no se produjeron el día 10 de enero, como manifestó en la denuncia inicial, sino que cuando se percató o echó en falta su teléfono fue el día 9 de enero.

Asimismo, explicó que no había recibido cantidad alguna por parte del seguro y que estaba "arrepentida" de su actuación, por lo que añadió su compromiso de que "a la mayor brevedad posible" acudiría a la compañía para comunicarle que los hechos no ocurrieron como manifestó en su denuncia inicial.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.