Tornaría ha asegurado al inicio de su comparecencia en la comisión de investigación que no ha intervenido "como concejal ni en los expedientes de contratación ni en los expedientes tramitados para la concesión de las subvenciones" para la planta y ha añadido que "su actuación como alcalde comenzó en 2012" y "no ha sido puesta por nadie en entredicho".

El exalcalde ha explicado que él es una de las personas implicadas en la querella interpuesta por el Gobierno de Navarra y ha señalado que se está dando "una investigación judicial y parlamentaria simultánea en relación a los mismos hechos". Ha afirmado, al igual que ha hecho antes que él el también exalcalde Patxi Pérez, que se halla "en la imposibilidad de responder" a las preguntas de los parlamentarios en la comisión de investigación.

"Mi comparecencia en este acto es solo para depurar, en su caso, responsabilidades políticas, pero es obvio que lo que aquí manifieste puede ser utilizado en el procedimiento penal ya incoado. No me consta que se encuentre deslindado el ámbito de investigación entre la comisión y el judicial y como se indicó en el dictamen de la comisión de investigación del 11 de marzo de 2004, es preferible que determinadas cuestiones se atiendan a través de las garantías jurisdiccionales inherentes al proceso penal", ha afirmado.

Finalmente, ha considerado que tanto los hechos que se le imputan en la querella, como en su caso la exigencia de responsabilidad política, son "injustos" y ha indicado que ha actuado "con absoluto respeto a la legalidad, de buena fe y solo movido por el interés al servicio público".

Consulta aquí más noticias de Navarra.