Campaña contra la trata de seres humanos de la Policía Nacional.
Campaña contra la trata de seres humanos de la Policía Nacional. POLICÍA NACIONAL

A otra joven supuestamente la amenazó con publicar fotografías íntimas en anuncios de contactos si no accedía a trabajar en la

casa de citas, según ha informado la Policía en un comunicado.

La investigación comenzó a principios de mes, cuando una joven denunció en la Policía que una mujer la estaba amenazando con publicar en redes sociales fotografías suyas en ropa interior si no accedía a ejercer la prostitución en la casa de citas que regentaba.

La víctima narró a los agentes que se encontraba en una situación económica muy precaria y que encontró a través de internet una oferta de empleo donde buscaban chicas de compañía. Para solicitar el trabajo se puso en contacto telefónico con una mujer y le facilitó para que viera su físico unas fotografías personales en las que posaba en ropa interior pero nunca dio su consentimiento para que las publicara en la red.

Una vez realizada una entrevista personal y llegado a un acuerdo económico, comenzó a trabajar en un piso ubicado en el barrio de San Luis y en donde trabajaban otras dos mujeres extranjeras que eran "constantemente humilladas, despreciadas e insultadas por la mujer que regentaba el negocio", ha añadido la Policía.

PASAPORTES CONFISCADOS

La ahora arrestada tenía en su poder los pasaportes de las dos trabajadoras, supuestamente obligándolas a ejercer la prostitución y a consumir sustancias estupefacientes con los clientes cuando solicitaban celebrar una 'fiesta blanca'.

Si no aceptaban, las amenazaba con denunciarlas por encontrarse en situación irregular en territorio español. Ante esta situación, la denunciante decidió abandonar el trabajo.

Posteriormente comenzó a recibir llamadas telefónicas en las que la encargada de la casa de citas la amenazaba con publicar sus fotografías íntimas y hacérselas llegar a sus familiares, si no regresaba al piso a

ejercer la prostitución, ha explicado la Policía, que ha agregado que, tras negarse a regresar, la víctima consultó varios anuncios de contactos comprobando que sus fotografías habían sido difundidas en la red.

Inmediatamente se desarrolló un dispositivo policial que terminó con la detención de E.G.C., de nacionalidad española, como presunta autora de delitos relativos a la prostitución y tráfico de drogas. En el registro efectuado se han intervenido ocho teléfonos móviles, un ordenador portátil, documentación relacionada con los servicios de prostitución, dinero en efectivo, dos gramos de speed y cinco pastillas de sustancias estupefacientes.

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, en funcionamiento desde 2013 y que motivó la activación de la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.

Consulta aquí más noticias de Almería.