Vivienda en alquiler
Vivienda en alquiler ARCHIVO

La Agencia Valenciana de Turismo reguló un total de 16.189 viviendas turísticas y abrió 13 expedientes sancionadores a plataformas durante el año pasado, unas cifras ante las que el responsable del departamento, Francesc Colomer, ha incidido en la necesidad de duplicar la plantilla de inspectores para controlar la oferta actual. Paralelamente, ha anunciado una nueva línea de ayudas para campañas de concienciación contra el intrusismo, dotada con 660.000 euros para 2018.

El pasado ejercicio acabó con un registro de un total de 4.566 viviendas turísticas más que 2016 (11.623) y hasta cuatro veces más que en 2014 (3.799) en la Comunitat Valenciana. De hecho, en los últimos cuatro años ascienden a un total de 38.104, según ha detallado el titular de Turisme en rueda de prensa tras la Comisión sobre el Intrusismo en el sector, informa la Generalitat en un comunicado.

Por provincias, la mayoría se concentran en Alicante: hasta 10.300 en 2017 y un total de 22.696 desde 2013. En la de Valencia se dieron de alta un total de 3.486 durante el año pasado (hasta 7.959 en los últimos cuatro años) y en Castellón otras 2.403, 7.449 en el balance acumulado.

En materia de expedientes sancionadores, el secretario autonómico ha destacado la resolución judicial de noviembre a la plataforma Homeaway y ha recordado que Turisme ha abierto ya 13 expedientes sancionadores a este tipo de compañías, que gestionan el grueso de la oferta de alojamientos de alquiler.

"Hemos tenido que afrontar recursos en sede judicial propiciados por las plataformas, que son los verdaderos actores gigantes globales que comercializan infinidad de apartamentos", ha subrayado, para recalcar que el tribunal "dio la razón" a la Generalitat al reconocer que resulta de obligado cumplimiento que cualquier apartamento debe estar registrado. Se trata de un reconocimiento que supone "un paso más" y continúa "alentando" la actuación contra el alojamiento irregular.

Los trabajos para combatir la problemática del alojamiento turístico han permitido así "aflorar de manera notoria la oferta no declarada de la Comunitat" y, al mismo tiempo, fomentar la inscripción en el registro oficial de viviendas turísticas. Un incremento que, para Colomer, supone "un notable esfuerzo en una lucha inacabada de lo que tiene que ser la defensa de una economía no sumergida y de una oferta alegal que tiene que aflorar".

PLANTILLA INFRADIMENSIONADA

El secretario autonómico ha aprovechado el encuentro para solicitar un refuerzo de personal en el área de inspección de Turisme, dado que considera que el número actual de inspectores está "infradimensionado" y ve necesario duplicar la plantilla para que la Comunitat se sitúe en "una posición de mayor eficacia ante un problema que ha crecido en los últimos años".

Como ejemplo, ha señalado que la región lleva "diez años con la misma plantilla inspectora", por lo que ha instado al Gobierno central a que "hiciera posible levantar la tasa de reposición actual para hacer frente a esta política en la lucha contra el intrusismo y la competencia desleal" y, con ello, hacer frente a este "hándicap".

Ante esta situación, el titular de Turisme ha anunciado una nueva línea de ayudas para campañas contra el intrusismo y dirigida a asociaciones y empresas turísticas. La convocatoria, dotada con 660.000 euros, será de concurrencia competitiva, con el objetivo de divulgar, concienciar y mejorar la concienciación.

NUEVO CONCURSO PARA LA ACTIVIDAD INSPECTORA

Bajo este prisma, Colomer también ha anunciado que próximamente se abrirá un concurso para buscar una asistencia que complemente la actividad de inspección, con la función de "chequear" el cumplimiento de la oferta que se da de alta en el registro. "Tenemos que verificar y ser más eficaces en las garantías, para que los números de registros que se hacen públicos efectivamente correspondan a la realidad", ha argumentado.

La Agencia Valenciana de Turisme ha destinado a este concurso un total de 55.000 euros para la revisión de la situación de las viviendas inscritas durante los últimos cuatro años en el Registro de Viviendas Turísticas.

Por otro lado, en la Comisión de Intrusismo también se ha presentado una nueva guía informativa enfocada a titulares de viviendas turísticas para dar a conocer la regulación jurídica existente y facilitar su cumplimiento. Esta publicación, realizada conjuntamente entre Turisme y el Colegio de Administradores de Fincas, persigue "estrechar el cerco" y enfocar el fenómeno desde otros ángulos.

"COMPLICIDAD" CON POLICÍAS LOCALES

Desde Turisme también apuestan por "profundizar" el trabajo conjunto con la Federación de Municipios y Provincias para "buscar la complicidad" de los ayuntamientos y los cuerpos de Policía Local. De momento, Colomer ha explicado que la Comisión contra el Intrusismo trabaja para establecer protocolos de colaboración con los consistorios, un proyecto iniciado en 2017 que pretende extenderse durante esta año.

A partir de estas herramientas, el secretario autonómico ha puesto el foco sobre la necesidad de ampliar el ecosistema publico-privado de actores económicos y sociales que conforman la mesa contra el intrusismo. El objetivo, "pactar la alianza y estrategia de la Agencia Valenciana de Turismo con un sector que cada vez más amplía su perímetro".

Francesc Colomer ha destacado así la diversidad y pluralidad de actores de la Comisión contra el Intrusismo, que "van ampliando el angular de la acción y alianzas para combatir con mayor eficacia la lucha contra el intrusismo y la competencia desleal".

Consulta aquí más noticias de Valencia.