El cabo Francisco Javier Soria Toledo, fallecido en Líbano
El cabo Francisco Javier Soria Toledo, fallecido en Líbano MINISTERIO DE DEFENSA

Además, se ha acordado, por unanimidad, iniciar el expediente para nominar una calle o plaza de la ciudad, con el nombre del cabo, fallecido en acto de servicio por disparos del ejército israelí el 28 de enero de 2015, "que honre su memoria en señal de respeto a su sacrificio personal".

En la moción institucional, a propuesta de IU-Málaga para la Gente, se recuerda que el próximo 28 de enero se cumplen tres años de la muerte del cabo Francisco Javier Soria Toledo, natural de Málaga, por disparos del ejército israelí, tras el ataque de sus tropas contra las posiciones del destacamento de cascos azules españoles en misión humanitaria en Líbano.

Soria Toledo, que tenía 36 años, estaba casado y esperaba el nacimiento de un bebé, ingresó en las Fuerzas Armadas en el año 2004 y dentro del contingente de cascos azules era su segunda misión en el Líbano. Estaba destinado en la Brigada 'Guzmán el Bueno' X de Córdoba.

Asimismo, formaba parte de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas para Líbano (Finul) y en el momento del ataque estaba prestando servicio en la frontera de Líbano. La posición del cabo Francisco Javier Soria fue bombardeada durante dos horas y media por fuego de artillería israelí y su cuerpo tardó varias horas en ser rescatado. Para su familia, "murió en servicio humanitario, no estaba en ninguna guerra".

En el ámbito del Congreso de los Diputados se han presentado varias iniciativas sobre este caso; preguntando al Gobierno sobre su actuación en este caso y una iniciativa para reclamar un protocolo unificado que evite que haya fallecidos en acto de servicio de primera y de segunda.

La familia del cabo Soria ha pedido al Gobierno una rectificación "inmediata" para equiparar el tratamiento de la muerte de Soria al recibido por los fallecidos en el accidente del Yak-42.

Asimismo, se recuerda en la moción, que en el Líbano se han realizado varios reconocimientos al cabo Soria y en una calle de ese país ya luce el nombre de Francisco Javier Soria Toledo por su labor humanitaria.

Por ello, se incide en que "nuestra ciudad debe reconocer también la labor humanitaria del cabo Soria, su sacrificio, esfuerzo y vocación de servicio público, por eso debe ser recordado con una calle en Málaga pues es el calor que necesitan su familia y personas más queridas, y por ello el Ayuntamiento de Málaga cómo gobierno más cercano debe de demostrarlo de una forma imperecedera".

En este sentido, se precisa que "la calle honrará su memoria en señal de respeto a su sacrificio personal en acto de servicio y en reconocimiento y admiración de la ciudad a los valores de humanitarios, de libertad y apoyo a la población civil, por los que fue asesinado Francisco Javier Soria Toledo".

Durante el pleno, Margarita Toledo, madre de Javier Soria, ha recordado que su hijo estaba "en misión humanitaria y fue asesinado", por lo que ha pedido "justicia". Ha dicho, además, que su hijo era "boquerón, del barrio de la Victoria y de El Palo", por lo que ha valorado el reconocimiento con una calle o una plaza.

Por su parte, el alcalde, Francisco de la Torre, ha recordado que se trataba de una moción institucional y estamos "encantados de traerla al pleno, que lo aprobemos y lo hagamos efectivo, como es lógico".

Consulta aquí más noticias de Málaga.