La formación destaca que Ricardo García trabaja en la estación depuradora de Calasparra desde el año 2001 y, en dicho año, "ni era concejal, ni militaba en Izquierda Unida ni participaba activamente en la vida política", por lo que la acusación de que fuera "enchufado" como cargo de IU "es sencillamente absurda ya que entró como concejal en el año 2011".

Por este motivo, IU-Verdes dice no poder entender la noticia publicada "como otra cosa que una estrategia de distracción del Partido Popular ante el escándalo de las declaraciones de su ya ex concejal de Fomento en el Ayuntamiento de Murcia, Roque Ortiz, donde pone en evidencia irregularidades en la gestión de recursos públicos a través de concesiones municipales".

A este respecto, IU-Verdes pone de manifiesto el "trabajo institucional que estamos desarrollando en cuanto a transparencia y mejora de la gestión del empleo público allá donde estamos gobernando, como en Calasparra, que se están actualizando los mecanismos de contratación con actualización de las bolsas de empleo del ayuntamiento en base a la igualdad de oportunidades, méritos y capacidad de los demandantes de empleo".

En último lugar, Izquierda Unida-Verdes afirma que "se reserva el derecho a emprender cuantas acciones judiciales considere pertinentes para defender la imagen pública de la organización y sus cargos públicos ante la campaña de infamias y desprestigio emprendida por la derecha política y mediática".

Consulta aquí más noticias de Murcia.