Manifestación de los empleados públicos de Xustiza
Manifestación de los empleados públicos de Xustiza EUROPA PRESS

La justicia gallega ha afrontado este jueves una jornada de paralización que se ha traducido en la suspensión de numerosos juicios debido a la huelga convocada por los sindicatos que representan a estos empleados públicos, que han cifrado el seguimiento del paro en un 95% en el conjunto de la comunidad y hablan de un día "histórico".

Por su parte, la Xunta rebaja este dato al 42,11%, si bien el director xeral de Xustiza, Juan José Martín, en declaraciones a Europa Press, ha matizado este porcentaje, al explicar que sale de los 1.137 trabajadores que este jueves están ejerciendo su legítimo derecho a la huelga, pero apuntar que hay más cifras.

Así, ha apuntado a las que sitúan en 756 los empleados públicos de la justicia gallega que esta jornada no han ido a trabajar por una ausencia justificada (por asuntos propios, vacaciones o bajas por enfermedad), y los 384 que sí han ido a su puesto de trabajo para cumplir con los servicios mínimos.

Aunque ha avisado de que él no suma el global de los números, en total son casi 2.300 los empleados públicos que faltaron en las distintas dependencias de la justicia gallega, lo que elevaría el porcentaje al 84,33%.

SUSPENSIÓN DE 1.000 ACTOS

Dato que está en consonancia con los en torno a 2.000 trabajadores que este jueves han secundado la manifestación convocada por las centrales desde la Avenida Xoán XXIII, en las inmediaciones de la plaza del Obradoiro de Santiago, hasta el Parlamento gallego.

Acompañada por representantes de toda la oposición (dieron su apoyo a los manifestantes los líderes de En Marea y PSdeG, así como el portavoz parlamentario socialista y diputados del PSOE y del BNG, entre otros representantes políticos), la movilización transcurrió entre gritos centrados en el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, como '¡conselleiro, mentireiro!', '¡Rueda, escoita, a xustiza está en loita!' y '¡Rueda dimite, a xustiza non te admite!'.

Junto a varias pancartas en contra de la discriminación laboral, Nilo Fernández, portavoz de SPJ-USO, mayoritario en la administración de justicia, ha atendido a los medios de comunicación para avisar de que se ven "abocados" a la huelga indefinida desde el día 7, y ha advertido además de que esta situación tendrá "consecuencias imprevisibles" para la sociedad gallega.

De acuerdo con sus números, entre juicios, comparecencias, declaraciones y actos procesales, el paro ha afectado este jueves a unos 1.000 actos. "Y el único culpable es el vicepresidente, el señor Rueda, que tiene buenas palabras para fuera pero no a la hora de negociar", ha criticado.

Y es que esta tercera jornada de huelga se inscribe en la negociación entre sindicatos y Xunta sobre las mejoras laborales que reclaman los representantes de estos trabajadores, transferidos a la comunidad autónoma, que denuncian "discriminación" con respecto al resto de comunidades.

LA SUBIDA DE 270 EUROS, "INASUMIBLE"

Al respecto, el director xeral de Xustiza, Juan José Martín, ha asegurado que la última oferta del Gobierno gallego, "generosa", les situaría por encima del promedio de las autonomías, y por encima de lo que cobran los empleados públicos en este ámbito en lugares como las dos Castillas, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Extremadura y Baleares.

De hecho, según sus números, las organizaciones sindicales se mueven en una demanda de unos 270 euros mensuales, que suponen entre un 12 y un 16% de su salario global. Frente a esta "subida inasumible" para las arcas públicas gallegas, su oferta, ha dicho, se sitúa entre los 75 euros al mes de incremento para los trabajadores de más categoría, otro aumento de 68 euros y un tercero de 55 euros.

Sin embargo, el principal escollo en la negociación, según las centrales, y que llevó a que se levantaran de la mesa el pasado viernes, es el tratamiento de las incapacidades temporales. "Es el mismo que el resto de los empleados públicos de Galicia", ha aseverado Martín, quien, cuestionado sobre la diferencia en este punto con fiscales y jueces, alega que a ellos les paga el Estado.

En este contexto, remarcando su "respeto" al ejercicio de huelga, el titular de Xustiza ha hecho un llamamiento "a la sensatez" de las organizaciones sindicales, teniendo en cuenta que tres de cinco reivindicaciones estaban "encauzadas" a fecha del pasado 19 de enero.

Ante la anunciada huelga indefinida, subraya que "no se debe llegar" a ese extremo, y espera que "no se salte" de este día al 7 "como en el juego de la oca". De hecho, ha opinado que "lo lógico sería" que ahora sea el comité de huelga el que se ponga en contacto con la Xunta, que "sigue abierta al diálogo".

En cualquier caso, Juan José Martín ha pedido "disculpas" a la ciudadanía y también "a los funcionarios que no han secundado la huelga", y ha explicado que en caso de no haber acercamiento será necesario convocar al comité de huelga para establecer unos servicios mínimos que, para un paro indefinido, serán distintos a los fijados este jueves.

A mayores, el responsable de Xustiza ha señalado que el viernes el director xeral de Función Pública trasladó "una oferta que no han querido escuchar", para "reforzar" los juzgados de violencia de género "tanto en personal", con la creación de plazas "donde hagan falta"; como con "un refuerzo económico" distribuido en tres escalas. "No quisieron ni entrar en eso", ha lamentado.

DISCREPANCIA DE DATOS

Como es habitual en estos casos, las cifras de sindicatos y del Ejecutivo autonómico difieren en cuanto al seguimiento de la jornada de huelga.

Así, distintos representantes de los trabajadores consultados han situado en un 95% el seguimiento en Santiago, en Ourense y en Vigo, mientras que en Pontevedra lo cifran en algo más del 93%, en Ferrol en el 90% y apuntan que en Lugo una quincena de juzgados permanecieron cerrados.

La Xunta, por su parte, a través de un comunicado remitido por Vicepresidencia, lo fija en un 42,11% e indica que los servicios mínimos se están cumpliendo en su totalidad y "no hay constancia de incidencias de relevancia".

Por provincias, la nota de prensa señala que fue del 40,66% en A Coruña, del 34,86% en Lugo, del 44,53% en Ourense y del 50% en Pontevedra.

Recoge asimismo que 637 funcionarios, un 24% de la plantilla, pidió permiso en este día, bien por vacaciones (207), por asuntos particulares (391) o por libranza (39).

LA POSTURA DE LA XUNTA

Destaca Vicepresidencia que espera "poder avanzar y alcanzar puntos de acuerdo, de forma que la ciudadanía gallega no se vea afectada por estas convocatorias". Por lo tanto, avanza que seguirá negociando con los sindicatos.

"Pese a que los sindicatos se levantaron de la mesa en el último encuentro, la administración autonómica mantiene su voluntad de diálogo y talante negociador con el objetivo de llegar cuanto antes a un acuerdo, siempre que se ajuste a la legalidad vigente", remarca.

Por último, el comunicado llama la atención, al igual que el propio director de Xustiza, sobre que "este colectivo de funcionarios tiene mejores condiciones salariales que sus compañeros de las comunidades autónomas que dependen del Ministerio de Justicia y que los trabajadores de la Xunta".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.