La investigación se inició tras recibirse una denuncia por parte de la víctima en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano de la comisaría de Policía Nacional en Pamplona, en la que informaba de que se habían realizado de forma fraudulenta varios cargos en su tarjeta de crédito por un importe de 778 euros.

La víctima explicó que no sabía exactamente si había perdido la tarjeta o si se la habían sustraído, ya que no la utiliza frecuentemente y hasta recibir los cargos fraudulentos, hacía unos quince días, no había reparado en ello, según ha informado la Policía Nacional en una nota.

Una vez recibida la denuncia, los investigadores del Grupo de Delincuencia Económica de la Jefatura de Policía analizaron los movimientos realizados por los autores de los hechos y constataron que se había utilizado en establecimientos del Casco Viejo de Pamplona, en grandes superficies del extrarradio y en un comercio de Villava durante nueve días.

Esto hizo pensar a los agentes que los autores eran los mismos y seguramente personas residentes en Pamplona o alrededores, descartando que detrás de los hechos estuvieran delincuentes habituales dedicados a este tipo de actividad, puesto que entre los cargos incluso había cenas para dos personas en restaurantes del Casco Viejo de Pamplona.

En las imágenes que se pudieron rescatar de los establecimientos se vio a los presuntos autores y, además, se obtuvo una fotografía del vehículo utilizado por estos.

Tras investigar más de 1.300 vehículos se pudo determinar la identidad de los presuntos estafadores: una pareja joven, ella residente en Pamplona y él residente en Barcelona, aunque este último realizaba frecuentes viajes a Navarra. Se procedió a su detención en ambas ciudades y a la tramitación del correspondiente atestado, que fue remitido a la autoridad judicial competente.

RECOMENDACIONES PARA EVITAR EL USO FRAUDULENTO

Para evitar estas situaciones, la Policía Nacional ha destacado la importancia de tener controladas las tarjetas bancarias y asignarles números de seguridad que sean difíciles de averiguar, descartando las combinaciones más sencillas y que coincidan con fechas de nacimiento o números del DNI, y llevando un control frecuente de las cuentas bancarias que impida que cargos no autorizados se prolonguen en el tiempo

Asimismo, ha recordado a los comerciantes la necesidad de comprobar la identidad de la persona que realiza el pago con tarjeta con un documento de identidad, a fin de detectar previamente la comisión de este tipo de conductas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.