Según ha informado la Fiscalía Superior del Principado de Asturias a través de nota de prensa, el juicio estaba señalado esta mañana en el Juzgado de lo Penal nº 1 de Avilés, aunque se limitó a la ratificación de la conformidad alcanzada con anterioridad entre el Ministerio Fiscal y el letrado de la defensa.

El acusado reconoció que, en su calidad de entrenador de equipos infantiles de fútbol, envió por WhatsApp a uno de sus pupilos, de 14 años, un vídeo de contenido claramente pornográfico, en el que intervenían mayores de edad realizando conductas sexuales explícitas. Los hechos fueron considerados constitutivos de un delito de provocación sexual del artículo 186 del Código Penal.

El acusado aceptó una pena de multa de 12 meses a razón de 3 euros diarios (1.080 euros en total), con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago, junto con el abono de las costas procesales.

Consulta aquí más noticias de Asturias.