En concreto, el Consistorio ha valorado que enero se iniciaba con las obras de remodelación de las calles Jacinto Benavente, José Moreno Carbonero, Héroes de Baler, Matagorda y del entorno de Portillo, a lo que se suman los proyecto citados.

La alcaldesa, Ana Mula, ha señalado que sumando todos los proyectos, tanto los puestos en marcha, como los que se iniciarán ahora en febrero el Ayuntamiento ha destinado más de 4,1 millones a la mejora de diferentes zonas de la ciudad.

Mula ha sido la encargada de dar a conocer las nuevas actuaciones que se van a impulsar el próximo 5 de febrero, "si todo va bien". Para ello, ha estado acompañada en la rueda de prensa por María Hernández, María Jesús Pascual y José Sánchez, concejales de Urbanismo, Zonas Verdes e Infraestructuras, respectivamente.

Así, han señalado que desde cada una de estas concejalías se coordinarán las tres acciones que ahora se van a emprender y que suponen una inversión conjunta de 2.610.202 euros. "Son actuaciones importantes, que formaban parte de nuestro compromiso electoral y por eso ahora las ponemos en marcha para dar respuesta a las demandas de nuestros vecinos", ha detallado la regidora.

JARDINES DE LA VEGUILLA

En primer lugar, la alcaldesa ha dado detalles del acondicionamiento de la nueva zona verde y ha señalado que se van a reformar los conocidos como Jardines de la Veguilla, un espacio situado entre la plaza de la Hispanidad y la avenida Jesús Santos Rein. Tal y como ha indicado, se va a empezar por el que está situado más al este de la plaza, el primer tramo, no el situado más cerca del recinto ferial.

El proyecto comprende la creación de espacios diferenciados para adultos y niños. En ellos se habilitarán juegos infantiles, aparatos biosaludables, zonas de descanso y para la práctica deportiva de la petanca, en concreto seis pistas, dando respuesta así también a las peticiones vecinales. Además se plantarán nuevos árboles y un sistema de riego soterrado manejado por telegestión, así como 18 pérgolas.

"Las personas que viven en esa zona saben los problemas de accesibilidad con los que cuenta actualmente por las escalinatas que hay, por lo que con este proyecto se dará además solución a los mismos. Se mejorará de este modo todo el acerado, se crearán espacios para zonas verdes y se redistribuirán los espacios peatonales", ha explicado Mula. Para el proyecto se van a destinar 678.939,61 euros y la empresa Ogensa será la encargada de ejecutar los trabajos a lo largo de 78 días.

Por otro lado, sobre el plan de asfaltado, el proyecto tiene por objeto el refuerzo del firme de la cazada de varios viales del municipio, ya que se encuentran en unas condiciones de degradación que aconsejan su reparación para garantizar su óptima utilización en los próximos años.

Las obras a ejecutar consisten básicamente en el extendido de una capa de aglomerado asfáltico en caliente sobre el firme actual. En algunos casos las condiciones será necesario realizar un fresado de la capa actual para eliminar la parte más defectuosa. Se incluye entre las actuaciones el recrecido de todos los pozos y arquetas que se encuentren en la calzada.

Se actuará en un total de 55 viales, lo que se traduce en una superficie de 68.964 metros cuadrados. La empresa Probisa desarrollará esta acción a lo largo de 22 días, la cual cuenta con un presupuesto de adjudicación de 1.314.506,46 euros.

Por otro lado, el Plan de Mejoras de Infraestructuras 2 (PMI-2) comprende las calles Ruiseñor, Las Palomas, Verderón, Golondrinas y Oropéndola en Torreblanca. En los últimos años se han mejorado varias calles y creado zonas verdes, pero ahora, tal y como ha advertido Ana Mula, se da un paso más con la ejeución del PMI-2, proyecto que ejecutará la empresa Jicar con un importe de 616.756,67 euros a lo largo de 72 días.

La alcaldesa ha recordado que la configuración de Torreblanca es muy "peculiar", ya que se trata de una gran urbanización que se desarrolló principalmente entre los años sesenta y setenta, por lo que la configuración de los viales es muy distinta al resto de la ciudad, ya que hay calles bastante estrechas y además varias carecen de redes de pluviales, saneamiento e incluso alumbrado.

En lo que se refiere a esta iniciativa presentada, la regidora ha informado de los tramos donde exista espacio suficiente contarán con aceras de 1,5 metros y calzadas de 3,5. No obstante, ha precisado que habrá tramos donde no se podrá habilitar un acerado.

"Ya hemos mantenido la reunión con los vecinos para informales del próximo inicio de las obras. Considero que son muy necesarias para este entorno, para mejorar considerablemente esta parte de la ciudad", ha explicado, adelantando que su intención es seguir realizando mejoras en las infraestructuras.

Consulta aquí más noticias de Málaga.