Presentación de resultados de Abanca
Presentación de resultados de Abanca EUROPA PRESS

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha apuntado a Estados Unidos y a Portugal en "la busca de oportunidades" para crecer, al tiempo que ha advertido al Gobierno de Venezuela de que "Banesco no está en venta".

Así se ha expresado Escotet a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa de presentación de los resultados de la entidad en 2017, cuando ganó 367 millones de euros, un 10% más.

Cuestionado por cuántos depósitos incrementó el banco a raíz de la venta de Popular-Pastor por un euro a Santander, y cuántos procedentes de entidades catalanas, ha señalado que la evolución positiva en este ámbito "estuvo favorecida" por ambos procesos, pero ha indicado que "no sabría precisar cuánto" se debió a cada uno.

Sí ha considerado que la "percepción" de Abanca como "banco refugio" tuvo que "haber contribuido", y ha atribuido este hecho al "buen hacer" y la "buena gestión" de su entidad.

A renglón seguido, sobre los países en los que está interesado para crecer, ha indicado que su voluntad es "apoyar" a los clientes en el exterior, y ha dicho que Latinoamérica "sigue siendo" uno de sus mercados prioritarios. "Seguimos estudiando oportunidades", ha avanzado, sobre Estados Unidos.

En Europa, ha hecho referencia a Portugal "particularmente", aunque ha explicado que "no hay 'target' en concreto" identificado "en lo inmediato".

OPORTUNIDADES EN 2018

Acerca de si vislumbra oportunidades en España, Escotet ha reiterado que el excedente de capital del que dispone le lleva a "seguir atentos a cualquier opción de crecimiento", pero ha dejado claro que para ejecutar cualquier operación "es indispensable que sea complementaria" con el modelo de negocio de Abanca y con "preservar el control" y "la mayoría" en la institución "resultante de esa fusión".

Así, ha aludido a la participación en "alguno de los procesos" que se han dado en los últimos meses, que no se materializaron -en su momento estuvo entre las favoritas para comprar la filial de Deutsche Bank en España-. "En España hemos evaluado todo lo que está a nuestro alcance", ha afirmado, antes de añadir que siguen "atentos".

"Creo que surgirán oportunidades más hacia este año que hacia el próximo; 2018 debería ser un año donde pueden aparecer nuevas opciones y estamos dispuestos a evaluar por supuesto si cumplen los requisitos", ha destacado.

Por su parte, en lo que a oficinas se refiere, ha explicado que "la red física sigue teniendo preponderancia" en su modelo, pese a la apuesta por lo digital, y ha reivindicado alguna apertura en zonas estratégicas y la inversión de más de 26 millones en la renovación de 112 oficinas, con una cuantía adicional prevista de 100 millones para continuar con ese proceso.

DIVIDENDOS Y SALIDA A BOLSA

También ha sido interrogado Escotet por cuál será la política de dividendos de Abanca a partir de ahora, y este ha respondido que irá "en línea con las mejores prácticas del sector".

De hecho, ha puesto esto en relación con que "pueden surgir oportunidades que demandan una holgada posición de capital". De este modo, ha reivindicado una posición "sumamente clara" en la que "se preferencia la holgura y el cumplimiento de los mínimos regulatorios", en un accionariado "con vocación de largo plazo" y "estable".

En la política monetaria ha observado "indicios" de que va a haber "un cambio en un tiempo relativamente corto", pero aún no lo ha esperado para 2018, sino que, en su opinión, "con suerte" los tipos no serán negativos para 2019 y "más hacia 2020, 2021".

Esta tendencia permitirá, a su juicio, "normalizar" la situación, lo que mejorará el margen de las entidades y será "beneficioso" también para los depositantes. Sería "lo mejor" que "puede pasar", ha apostillado, ya que los bajos tipos de interés "no son incentivo para el ahorro", de ahí que hayan subido los productos que la entidad denomina "de valor".

Con este aspecto ha ligado la salida a bolsa de Abanca, que "no tiene sentido" con las condiciones actuales, mientras el entorno siga siendo de bajos tipos de interés. Por ello, ha dejado esta operación "aplazada" hasta que se dé ese cambio en la política monetaria, y ha apostado por "exhibir una historia de capital y resultados como la que se está construyendo" durante los últimos años.

"Llegado el momento se considerará" la salida a bolsa, pero "en todo caso" la vocación del accionariado es de "estabilidad", según ha asegurado Escotet, en la línea de lo comunicado en anteriores ocasiones. "Mantener el control" es algo para él "indiscutible" en estos planes de futuro.

AMENAZAS DE VENEZUELA

En este punto, sobre las amenazas del Gobierno de Venezuela sobre la expropiación de su grupo, Banesco, ha aseverado que estas manifestaciones no tienen "ninguna consecuencia" en "ningún país" y "menos en España".

"Banesco no está en venta, en absoluto. No sentimos ninguna preocupación, ningún tipo de preocupación, sobre este tema", ha sentenciado Escotet, antes de remitirse a lo que trasladó en su día a través de su cuenta en 'Twitter'.

LAS DESINVERSIONES CONTINUARÁN

Por último, preguntado por Itinere -grupo al que pertenece Audasa, la concesionaria de la autopista AP-9-, y por si piensa que este año puede materializarse su salida, el presidente de Abanca ha resaltado que la entidad se centra en el negocio bancario, el de seguros y el de medio de pago, de ahí el proceso de desinversión en participadas que ha realizado, según ha defendido, de "forma prudente, progresiva" y planificada, persiguiendo el mayor valor posible.

Con este objetivo de "crear valor", ha avanzado que esas desinversiones "continuarán". "En tanto en cuanto permitan crear valor", ha apuntado, sin entrar a pronunciarse en particular sobre Itinere porque "no es conveniente".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.