Trabajadores de la planta de Opel en Figueruelas.
Trabajadores de la planta de Opel en Figueruelas. EUROPA PRESS

El grupo PSA -propietario de Opel- ha comunicado este miércoles al comité de empresa que estudia un nuevo emplazamiento para el nuevo modelo del Corsa, así como la paralización de las inversiones en la nave 1 de carrocerías de Figueruelas, planta que no optaría a nuevos modelos.

La dirección ha realizado este anuncio después de que los sindicatos hayan suspendido la negociación del convenio colectivo hasta que la empresa no acuerde abordar cinco puntos que consideran prioritarios: el plan industrial, el contrato de relevo, el regreso de los alrededor de 170 empleados que han abandonado la fábrica en estos meses, un plan de rejuvenecimiento de la plantilla y que las condiciones laborales de los empleados de niveles 6 y 7 estén pactadas y dentro del convenio colectivo.

En declaraciones a los medios de comunicación en Teruel, el presidente aragonés ha señalado que, tras conocer la decisión de la empresa, se reunirá "de la manera más urgente posible, si es posible mañana", con el comité de empresa y la dirección "para hacer una reflexión conjunta con ellos".

De este modo, quiere valorar junto a sindicatos y empresa "la gravedad de la situación porque este desencuentro trasciende con mucho el efecto inmediato que pueda tener sobre la planta y tiene efectos mucho más allá", en el "importante" sector de la automoción de Aragón que "depende en gran medida de Opel y cualquier cosa que ocurra en Opel es determinante para el conjunto del sector y para la economía aragonesa".

Por ello, "dada la gravedad de la situación", este encuentro es "absolutamente fundamental" y así se lo ha transmitido a la consejera de Economía, Industria y Empleo, Marta Gastón, para que lo organice de manera "inmediata".

"No me atrevo a hacer ningún pronóstico, ni a calificar" de ninguna manera el anuncio realizado por la dirección de la empresa, ha comentado, advirtiendo de que el Gobierno aragonés no es "una instancia mediadora entre la patronal y sindicatos".

Sin embargo, "somos defensores del interés general de la Comunidad autónoma de Aragón, muy respetuosos de la empresa y de los trabajadores y de la defensa que cada cual hace de sus intereses, pero la gravedad nos obliga a ejercer algún tipo de reflexión conjunta", ha insistido, apuntando que ya mantenían conversaciones por separado con ambas partes, "pero en este momento se impone hacerlo de manera conjunta", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de Teruel.