Aquí, explicó que el Consistorio capitalino tiene poco que decir en la instalación del aire propanado porque se está hablando de una concesión administrativa del Gobierno de Canarias en un mercado liberalizado.

El primer edil añadió que lo que el Ayuntamiento tiene que hacer es garantizar que no haya un choque con el planeamiento local. "Y en Las Palmas de Gran Canaria, en otros municipios puede ser distinto, en principio no hay un choque, igual que si nos piden colocar una red de cables para la electricidad convencional estaríamos obligados a dárselas si nos piden la licencia", comentó.

Hidalgo señaló la preocupación principal de la corporación local que lidera debe ser garantizar que el levantamiento de las calles no provoque un trastorno para los vecinos.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.