una serie de votos particulares a la propuesta del Gobierno de ZeC de modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para regularizar la situación de las fincas rústicas en las que se celebran bodas y otros eventos de carácter privado para asegurar la viabilidad de esta actividad y eliminar los vacíos legales que subsistían.

La iniciativa conjunta pretende superar algunos aspectos de la nueva propuesta de regularización que pese a la modificación de la normativa dejaban patentes algunos vacíos legales que podían terminan por cuestionar esta nueva práctica.

La propuesta de PSOE y CHA pretende, en última instancia, hacer compatible el interés general de la ciudad con las iniciativas empresariales que han surgido en torno a estos ámbitos de la periferia urbana. Es más, ambas formaciones entienden que la celebración de bodas o de otros eventos sirve para poner en valor y mantener las edificaciones tradicionales- muchas de ellas de interés arquitectónico- en el entorno de la ciudad, que son además una seña de identidad y que pueden encontrar en esta actividad una vía para su conservación.

Asimismo, este tipo de celebraciones en fincas rústicas, que quedará perfectamente regulado con los votos particulares que se han presentado, tendrá además una repercusión económica para el Ayuntamiento de Zaragoza, han precisado el PSOE y CHA en una nota de prensa conjunta.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.