Idoia Mendia
Idoia Mendia EUROPA PRESS

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha mostrado el compromiso de su partido a aprobar en Euskadi un nuevo estatuto "dentro de la legalidad vigente" que "no arrastre a la ciudadanía a la inseguridad, la frustración y la confrontación", y ha advertido de que no se dejará "enredar en aquello que no se puede hacer", en alusión al ejercicio del 'derecho a decidir' que el PNV y EH Bildu pretenden incluir en un texto articulado.

Además, la líder de los socialistas vascos ha asegurado que trabajará con el fin de "implicar al nacionalismo para reformar el modelo autonómico de la Constitución, integrando singularidades y garantizando solidaridad".

Durante su intervención en la primera reunión de renovado Comité Nacional del PSE-EE tras finalizar el proceso de congresos y asambleas locales del pasado año, Mendia ha recordado que, en el anterior encuentro de este órgano, pidió "osadía y audacia, iniciativa social", y también centrarse "en las necesidades de los vascos, no en las de los nacionalistas", con el objetivo de "no permitir que las instituciones se distrajeran con patrias y banderas".

"Pedí que el socialismo volviera a ser un actor determinante en la política vasca. Tres años después, hemos pasado de marcar la agenda desde la oposición a comprometernos en todas las instituciones", ha manifestado.

Idoia Mendia ha recordado que ese tránsito hacia su implicación en la gobernabilidad de Euskadi se ha hecho "en tiempos de turbulencias internas, electorales y en la convivencia", en lo que supone "un enorme ejercicio de responsabilidad, uno más de los socialistas con el conjunto del país".

LOS PRECIPICIOS

Su pretensión, según ha apuntado, ha sido garantizar que el Ejecutivo "centrara su agenda en las preocupaciones ciudadanas" y no volviera "a pasear por precipicios ya visitados".

Tras señalar que entonces desconocían que "en Cataluña se iban a arrojar por ese precipicio y que podían haber arrastrado" a los vascos, ha destacado que su participación en el Ejecutivo vasco sirvió para "desengancharse a tiempo de aquella cuerda".

"Si hoy Euskadi se puede presentar como ejemplo de estabilidad es por la responsabilidad de los socialistas. Si hoy Euskadi no está en riesgo de fracturas como en Cataluña es porque los socialistas apostamos por el acuerdo, el diálogo y la pluralidad", ha asegurado.

Además, cree que, "si Euskadi está empezando a enderezar el rumbo de la economía y de la recuperación social", es porque el PSE-EE "ha conseguido centrar la agenda en las preocupaciones ciudadanas".

ENTENDIMIENTO

Mendia ha señalado que, aunque "falta camino por recorrer", se ha dado el "gran paso" de "abrir un nuevo tiempo de entendimiento" y se empeñarán en ello para que "no tenga marcha atrás".

En este sentido, ha manifestado que no piensan en las elecciones, sino "en el progreso de todos y en la necesaria cohesión social en tiempos donde la desigualdad es el principal problema". "Es así como abrimos un nuevo tiempo en Euskadi", ha añadido.

A su juicio, el nuevo tiempo "se mide por la capacidad de buscar acuerdos para poder determinar las soluciones que requieren los ciudadanos" en una sociedad plural. "Esa pluralidad es un activo y un acicate que debemos saber gestionar", ha indicado, para asegurar que seguirán "decididos" en su apuesta por "invertir en estabilidad, en sosiego, en tranquilidad para poder abordar todas las reformas pendientes" desde "el diálogo, la negociación y el acuerdo".

AUTOGOBIERNO

Mendia ha recordado que su partido "tiene un profundo e histórico compromiso con el autogobierno", también en el presente para utilizar "cada competencia para conquistar y ampliar derechos", y en el futuro para actualizar el Estatuto.

En su opinión, existe "una inmensa oportunidad" para que las "conquistas" logradas hasta ahora "queden blindadas", y sumar a quienes "despreciaron" el Estatuto de Gernika en "un pacto renovado que sea viable".

En esta línea, ha recordado que en unos días tendrán que presentar su propuesta "sobre los fundamentos de ese pacto renovado", y ha subrayado que hay quienes pretenden que los socialistas se "enreden en aquello que saben muy bien que no se puede hacer".

"Queremos trabajar un Estatuto más fuerte, más social, más útil para la ciudadanía y más seguro. Nadie se va a llevar a engaño con nosotros. El resto de los grupos conocen al detalle nuestra posición, conocen nuestra determinación en buscar el acuerdo, y conocen que nosotros no vamos a participar en proyectos que generen frustración", ha asegurado.

ACUERDO ENTRE DIFERENTES

La líder del PSE-EE ha destacado que el texto estatutario de 1979 "fue fruto de una generación que supo llegar a un acuerdo entre diferentes, incluso en medio de ruidos de sables y de bombas". "Si aquella generación logró pactar ese espacio de progreso que llevamos disfrutando 40 años, es nuestra responsabilidad dejar a quienes nos siguen un espacio de nuevas oportunidades sobre las mismas bases. El pacto. No podemos legar fracasos, sino esperanza", ha apuntado.

Idoia Mendia ha admitido que hay que adaptarse "a las nuevas realidades, sociales, económicas y europeas", y ha apostado por "actualizar ese acuerdo para que nadie quede atrás", piensen como piensen y sientan como se sientan. "Vamos a comprometernos en esa tarea porque estamos convencidos de que es posible. Lo será si lo hacemos dentro de la legalidad vigente", ha dicho.

Tras asegurar que están dispuestos a asumir "nuevas responsabilidades" sobre el destino de los vascos, ha puntualizado que no dejarán que se "arrastre a la ciudadanía a la inseguridad, la frustración y la confrontación". "No vamos a consentir que se repita esa historia en Euskadi. No vamos a consentir que se arroje por la borda la apuesta por la convivencia", ha dicho.

También ha reiterado que trabajarán "para que el nacionalismo se implique en reformar el modelo autonómico de la constitución, integrando las singularidades y garantizando la solidaridad".

"Que nadie cuente con los socialistas para volver a la política de trincheras. Queremos que el nuevo Estatuto sea una herramienta más útil para los ciudadanos, más fuerte en derechos sociales, más abierto, más seguro, y creemos que hay muchas posibilidades de lograrlo. Vemos muchas coincidencias con otros grupos", ha insistido.

Por ello, ha realizado un llamamiento a que "nadie desperdicie esta oportunidad para un nuevo acuerdo en el que quepan todos por empeñarse en aquello que no permita la Ley". "Si alguien pretende otra cosa de nosotros, sabe que no se nos encontrará en enredos", ha advertido.

La secretaria general del PSE ha recordado que el próximo año habrá elecciones municipales y ha emplazado a los socialistas a "llegar a cada rincón, y a seguir trabajando "por nuestros vecinos". Asimismo, ha destacado que la Ejecutiva de Euskadi tiene en su agenda cuatro grandes ejes interconectados entre ellos: el de la igualdad, el de la consolidación de la sociedad de bienestar ante el reto del envejecimiento, el de transformación e innovación como nuevo motor de la cohesión social, y el de la agenda ambiental.

Por último, ha emplazado a lograr "el concurso de todos los agentes implicados para conseguir un gran pacto educativo, con el eje de la escuela pública", y ha mostrado su confianza "en que las reivindicaciones de los trabajadores de la enseñanza, los primeros preocupados por esa calidad, no obstaculicen el imprescindible diálogo y acuerdo para asentar un modelo educativo de calidad y que mire al futuro".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.