Según ha informado la Policía Nacional, los hechos ocurrieron de madrugada, cuando una unidad alertó de que un BMW de alta gama había realizado un "brusco" cambio de sentido en la calle Arenal, haciendo derrapar el vehículo y poniendo en peligro a los demás usuarios.

Tras avisar la Policía Local de que había visto en la calle López Mora a un vehículo que coincidía con las características aportadas conduciendo a gran velocidad, varios indicativos se dirigieron a las posibles rutas de salida, y uno de ellos logró cortarle el paso.

Los agentes se aproximaron al conductor y se percataron de que olía a alcohol, por lo que le instaron a someterse a las pruebas de alcohol y drogas, si bien se negó, por lo que le detuvieron. Además, le denunciaron administrativamente al localizar una bellota de hachís en el coche.

Una vez en comisaría, se comprobó que el hombre carecía de antecedentes policiales, y posteriormente quedó a disposición del Juzgado de Instrucción número tres de Vigo, en funciones de guardia. Por su parte, el vehículo fue llevado al depósito municipal.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.