El periodista Pedro J. Ramírez, este martes, en su comparecencia en el Congreso.
El periodista Pedro J. Ramírez, este martes, en su comparecencia en el Congreso. CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

El periodista Pedro J. Ramírez, director de El Español y antes director de El Mundo, consideró en la tarde de este martes, ante la Comisión de Investigación relativa a la presunta financiación ilegal del Partido Popular del Congreso de los Diputados, que es "imposible" que el "máximo responsable" del PP, Mariano Rajoy, desconociera los detalles de la presunta financiación ilegal del PP y el manejo de dinero negro en la organización, habida cuenta de que se habría producido "de forma sostenida", con "tanta gente implicada" y manajándose "esas cantidades",

Ramírez recordó su artículo Cuatro horas con Bárcenas, publicado el 7 de julio de 2013 en El Mundo, fruto de una larga conversación mantenida con quien fuera tesorero del PP, Luis Bárcenas, pocos días antes de que éste último entrase en prisión. El periodista puso a disposición de la comisión una serie de notas manuscritas redactadas inmediatamente después de esa charla, así como dos listados: uno con las veces en las que Bárcenas mencionó la intervención de Rajoy y otro de pruebas e indicios de la relación entre la familia Bárcenas y la familia Rajoy.

Las intervenciones del presidente

El primero de ellos, compuesto por 13 episodios, incluye una reunión "sobre el pago de una comisión" para la calificación de terrenos en Arganda, "pagos trimestrales o semestrales" que recibía Rajoy, además de con "cajas de puros Conde de Montecristo", y con trajes "hechos por el sastre de Bárcenas o el de Juan Costa". En quinto lugar, un "intento de chantaje" del extesorero Álvaro Lapuerta a Rajoy para que incluyera en las listas al Congreso a Carmen Rodríguez Flores, la reunión en el despacho de Rajoy en Génova "para pactar los términos de la continuación de Bárcenas" en el PP o un "encontronazo" con la secretaria general, María Dolores de Cospedal, con una cita literal de Bárcenas: "Esta conversación no la tengo que tener contigo, yo dependo del presidente".

Asimismo, el periodista hizo referencia a una gestión del empresario Juan Miguel Villar Mir para que Rajoy supiera que donaba 300.000 euros a la campaña electoral de 2011, otra reunión en Moncloa de Rajoy con Arenas y Cospedal "para tratar la desvinculación" de Bárcenas del PP, los "famosos SMS" o la explicación del extesorero "de que su falso desmentido" fue "un acto de lealtad hacia Rajoy". Los dos últimos episodios de ese relato que hizo Ramírez son "las vicisitudes en torno a la petición de cambiar a las fiscales del caso" y la reflexión que hizo Bárcenas "sobre la conveniencia de hacer caer o no al Gobierno de Rajoy".

"Todo desembocaba" en el despacho de Rajoy

El periodista explicó cómo el extesorero del PP describió un "esquema delictivo" para captar fondos para el partido y que, en su relato, ponía de manifiesto tanto el papel "central" de Mariano Rajoy en esta "trama" como que "todo desembocaba" en su despacho, tanto cuando estaba en Génova como ya en la Moncloa. A partir de ahí, Ramírez hizo suyo el razonamiento del Supremo, que calificó de imposible que Oriol Junqueras desconociera lo que hacían sus subordinados en relación el procés, y tildó de "imposible" que el hoy presidente del Gobierno ignorara los manejos de dinero B.

Por todo ello, a preguntas de los portavoces de los grupos parlamentarios, Ramírez consideró que "todo indica" que existía un "plan perfectamente concebido" en el PP y que se habrían cometido delitos fiscales, de financiación ilegal, delitos electorales e ilícitos en relación con el cobro de sobresueldos en dinero negro. Además, subrayó que "hay tres casos" de "mentira documentada" del presidente Mariano Rajoy si se parte de la base de que "las resoluciones judiciales son elementos de verdad". El presidente, según el periodista, habría mentido al afirmar que Bárcenas ya no estaba en el partido cuando él llegó al Gobierno, al afirmar que retiró su apoyo a Bárcenas cuando conoció que tenía dinero en Suiza, y cuando aseveró que nunca había habido entradas de dinero ni pagos en B en el PP.

Finamente, afirmó no tener "la menor duda" de que si no hubiera publicado Cuatro horas con Bárcenas, "seguiría siendo director de El Mundo". Ramírez argumentó que a la publicación de ese artículo le siguieran una "declaración de guerra del presidente en sede parlamentaria" y "gestos de hostilidad de altos dirigentes del PP", como la manifestación de la secretaria general, María Dolores de Cospedal, hoy ministra de Defensa, de que ella no leía El Mundo. Ello, según Ramírez, provocó una caída de la inversión publicitaria que desembocó en su destitución. Tras su salida, agregó, las cifras se recuperaron. "¿Pueden ser casualidades? Siempre he pensado que eran causalidades", zanjó.