Según ha informado la UAVA, la figura de Tomás Egea resulta "imprescindible para conocer el desarrollo de la modernidad en Córdoba; sus colaboraciones con el arquitecto Rafael de La-Hoz o su cercanía con los miembros de Equipo 57 lo sitúan en el epicentro de la vanguardia artística española".

Artista versátil, "su magisterio alcanzó disciplinas como la pintura, la ilustración, el diseño, la cerámica, la vidriera, los murales o las numerosas intervenciones y proyectos que forman ya parte del patrimonio artístico" de la capital cordobesa.

Su muerte cobra especial significado en un momento en el que "trabajaba ilusionado en la preparación de la exposición retrospectiva que ultimaba, junto a Jesús Alcaide, para la sala Vimcorsa de Córdoba. Una muestra que sin duda servirá de homenaje de la ciudad a un artista fundamental en la historia del arte contemporáneo en Córdoba".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.