La Gran Vía, abarrotada de turistas y madrileños
La capital se llena de turistas durante el Puente de la Constitución, que aprovechan para realizar sus compras navideñas. JORGE PARÍS

Madrid se sitúa como la quinta ciudad europea más atractiva en la que invertir, según el ránking que anualmente elabora la consultora Pwc, y en el que la capital española escala cuatro posiciones gracias a las buenas expectativas económicas y al potencial de incremento en las rentas.

Por tercer año consecutivo, Berlín se sitúa como la ciudad europea más atractiva para la inversión, por delante de Copenhague, Fráncfort y Múnich.

El "top ten" lo completan Hamburgo, Dublín, Estocolmo, Luxemburgo y Amsterdam, añade el informe, elaborado en colaboración con el Urban Land Institute y basándose en entrevistas a 818 directivos de inmobiliarias, fondos, inversores institucionales y entidades financieras.

Entre los inversores existe un "optimismo generalizado" de cara a 2018 basado en tres pilares: unas favorables perspectivas macroeconómicas y políticas, la todavía fuerte disponibilidad de capital y que el sector se mantiene como una muy buena alternativa para invertir en un contexto de tipos de interés cero o negativos, ha explicado hoy el socio de Pwc, Antonio Sánchez.

Entre los inversores hay un "optimismo generalizado"En el caso de España, las perspectivas "macro" son aún mejores, lo que atrae fuertes flujos de inversión, y los inversores ven que en el país hay recorrido para aumentar márgenes y rentas, al tiempo que muchos fondos están viendo oportunidades en el negocio de la promoción, ha apuntado Sánchez.

No obstante, aunque existe un optimismo generalizado en cuanto al mercado europeo, los inversores mantienen cierta cautela por la mayor dificultad a la hora de conseguir los objetivos de rentabilidad debido, fundamentalmente, a la escasez de productos "prime".

La salida de Reino Unido conllevará una caída de la inversión

Además, existen potenciales riesgos macroeconómicos y sociales, como una posible subida de los tipos de interés en el corto plazo o el incremento de la inestabilidad política internacional, que sigue preocupando al 81 % de los inversores y agentes del sector.

En este sentido, el "brexit" sigue siendo fuente de intranquilidad para el sector, que mayoritariamente opina que la salida del Reino Unido de la Unión Europea conllevará una caída de la inversión y del valor del sector inmobiliario británico en 2018.

Este descenso se compensará, al menos en parte, por un aumento de estas variables en otros mercados de la Unión Europea, como Alemania, Francia, España y Luxemburgo.

Por otra parte, el documento destaca que el sector logístico se ha convertido en el de mayor potencial de crecimiento en 2018, tanto para la inversión como para el desarrollo como consecuencia del crecimiento del comercio electrónico.

Además, el sector residencial, tradicionalmente poco atractivo para los inversores por su complejidad, se ve ahora como una oportunidad derivada de las necesidades del mercado europeo.

Adicionalmente, más de la mitad de los encuestados reconoce que está considerando invertir en mercados "nicho" como residencias de estudiantes, hoteles y residencias para la tercera edad por su atractiviva rentabilidad.