Pasadas las diez menos cuarto de la mañana del domingo, la Ertzaintza recibió la llamada de una mujer que denunció que acababan de sufrir un intento de robo, por parte de un individuo armado con un cuchillo, en una panadería de la calle Consulado de Bilbao, en Astrabudua.

La comunicante, además, ofreció la descripción del sospechoso y explicó que el individuo había huido en bicicleta sin llevarse nada, después de que la dependienta comenzara a gritar pidiendo ayuda.

Poco después, una patrulla de la Ertzaintza se personó en el lugar y contactó con las responsables del comercio, que relataron que el individuo parecía encontrarse bajo los efectos del alcohol o alguna sustancia estupefaciente. Además, explicaron que, al parecer, el hombre había intentado robar en otros comercios cercanos antes de hacerlo en su local.

Los ertzainas confirmaron que, efectivamente, de forma previa al intento de robo en la panadería, también había intentado robar en un quiosco de prensa de la calle Atxe Bidea y en un bar de la calle Etxegorri. En todos casos, el asalto había fracasado.

Otras dos patrullas de la Ertzaintza recorrieron las calles cercanas a la panadería en busca del sospechoso y, minutos después, una de ellas localizó al sospechoso circulando con una bicicleta en la calle Manuel Iradier de Astrabudua.

El sospechoso, que mostraba síntomas claros de encontrarse bajo los efectos del alcohol o las drogas, se comportó con los agentes "de forma muy agresiva", les insultó y amenazó, e incluso "en un momento dado intentó agredirlos con patadas y puñetazos, aunque sin conseguirlo", ha explicado Seguridad.

Por todo ello, tras identificar al individuo como un varón de 19 años de edad, y después de realizar las oportunas comprobaciones, los ertzainas procedieron a su detención bajo la acusación de un delito de robo con violencia. Posteriormente, fue trasladado a dependencias policiales.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.