La detención se efectuó sobre las 23.50 horas del pasado sábado, 20 de enero, en uno de los controles dinámicos que efectúa la Policía Local ilicitana.

En un comunicado, el Ayuntamiento ha señalado que el detenido de 52 años se encontraba reclamado por un juzgado de Elche por un delito de estafa. El hombre fue trasladado a dependencias policiales y puesto a disposición judicial.

Ese mismo día, sobre las 01.20 horas de la madrugada, se detuvo a un hombre que, en un principio se dio a la fuga y que posteriormente fue detenido y dio positivo en un control de alcoholemia.

La Policía observó a un vehículo realizar un giro no permitido en la avenida de Santa Pola, por lo que dieron el alto al conductor para advertirle de la infracción. Sin embargo, este no atendió el requerimiento y abandonó el lugar. Finalmente, fue interceptado en las cercanías de calle Orihuela.

Al bajar del turismo se dirigió a los agentes con insultos yamenazas, gesticulando ostensiblemente debiendo apartarse losactuantes para no ser golpeados. De nuevo, aprovechó esa circunstancia para salir corriendo, aunque no pudo escapar y tuvo que ser reducido. Fue sometido a la prueba de alcoholemia y denunciado por superar la tasa legal.

Consulta aquí más noticias de Alicante.