El alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, ha afirmado que la capital vizcaína es "una ciudad segura" y que lo ocurrido en Otxarkoaga, donde dos octogenarios fueron asesinados el pasado jueves supuestamente por dos menores de 14 años, son "hechos puntuales". No obstante, ha reconocido que la seguridad es para él "lo básico, lo primero", y se va a ser "firme en la lucha contra el delito".

En declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, el primer edil ha indicado son "días difíciles" para él como alcalde, para el barrio de Otxarkoaga y "para la familia de las dos personas que han resultado asesinadas".

"Sigo pensando que son hechos muy graves pero puntuales. Es muy difícil trasladar esto a las familias de las víctimas. Son hechos puntuales ante los que ha primado la firmeza de la Ertzaintza y de la Policía municipal que ha resuelto con la detención de los culpables de todos estos hechos que han sucedido a finales de 2017 y principios de 2018", ha indicado en referencia al doble crimen de Otxarkoaga, así como a la muerte violenta de un vecino de Amorebieta en el barrio de Abando acaecido el pasado 23 de diciembre.

El primer edil ha recalcado que la "firmeza" tiene que ser la actitud a mantener ante la delincuencia. "Es muy posible que la delincuencia cero sea un objetivo francamente difícil que hay que pretender, pero la tolerancia cero debe ser nuestra seña de identidad", ha expresado.

Asimismo, ha subrayado la necesidad de trasladar a la opinión publica que "quien la hace la paga y que el peso de la justicia caerá sobre todos y cada uno de los delincuentes".

"Mantengo que Bilbao es una ciudad segura. Lo digo fundamentado en los datos que tenemos pero no podemos ocultar que estos hechos generan una percepción de inseguridad que cala en determinados ámbitos sociales, como si estos hechos fueran generando una situación de que son comunes", ha lamentado, para añadir que "la percepción en muchos casos es tozuda y hay que trabajar contra esto".

"COMPROMISO PERSONAL"

De este modo, ha trasladado su compromiso personal y del equipo de gobierno municipal para "cambiar esta percepción y luchar contra ella", al tiempo que ha recordado el Plan de Seguridad defendido por el equipo de gobierno y que ha confiado cuente con el respaldo de la oposición para "ser un pacto de todos".

Aburto, que ha incidido en que la Policía municipal tiene un "aspecto preventivo y otro punitivo", ha reconocido que su presencia en las calles "tiene que ser mayor", aunque "la responsabilidad" por este tipo de situaciones "se debe compartir entre múltiples factores".

"Estamos ante un fracaso social. Que dos menores de 14 años sean capaces, con una violencia inusitada, de terminar con la vida de dos personas de 87 años es trágico y debe suponer una reflexión de carácter multidisciplinar", ha expresado.

En este contexto, ha reiterado que la seguridad es para él "lo básico, lo primero". "Desde el Ayuntamiento vamos a trabajar y estamos trabajando de manera decidida para mejorar la seguridad con mas presencia policial, con mas atención, con otra serie de medidas como abrir mas oficinas policiales en los barrios y generar unidades especificas de policía", ha enumerado.

Pese a reconocer la imposibilidad de conseguir "una delincuencia cero en una ciudad del tamaño de Bilbao", ha manifestado que el objetivo tiene que ser ése y "lo vamos a conseguir a base de trabajar duro y ser firmes en la lucha contra el delito".

RETOS

Por último, y cuestionado por los grandes eventos que Bilbao acogerá este año como la entrega de premios de la MTV y las finales de rugby que se celebrarán en San Mámés, el alcalde ha valorado que "todos los eventos y el elenco de actividades" se van a producir porque "se ha trabajado bien".

"Y porque las condiciones de seguridad que se dan en Bilbao son las propicias. Estoy persuadido de que tenemos los medios y el conocimiento", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.