Doble crimen en Bilbao
Efectivos de la Ertzaintza en el lugar donde han sido hallados muertos un matrimonio octogenario, en el barrio bilbaíno de Otxarkoaga. EFE

Los dos chicos de 14 años arrestados este domingo en relación con el crimen de dos ancianos en el barrio bilbaíno de Otxarkoaga se suman a la lista de otros cuatro menores implicados en sucesos de especial gravedad ocurridos el último mes en Bizkaia.

La detención de dos adolescentes como responsables de la muerte de un matrimonio de octogenarios ocurrido el pasado 18 de enero incide en la alarma social y el debate político que se han generado en Bilbao en las últimas semanas por diversos delitos graves cometidos por menores de edad o jóvenes con menos de 20 años.

El pasado 23 de diciembre dos adolescentes asaltaron de madrugada al exjugador de fútbol del Amorebieta Ibon Urrengoetxea, de 43 años, que murió tras caer y golpearse contra el suelo, y la semana pasada la Ertzaintza localizó a dos jóvenes, de 13 y 16 años, por su implicación con ese robo con violencia.

Las investigaciones policiales relacionaron además a esos dos chicos con numerosos hurtos y agresiones a otros jóvenes en el centro de Bilbao y en la Universidad de Deusto, ocurridos semanas antes.

Las instituciones aclaran que la repetición de este tipo de sucesos en unas semanas ha sido una coincidencia El 29 de diciembre una menor de edad sufrió una violación por un grupo de jóvenes en un local de Barakaldo. Dos de los cuatro implicados en este suceso eran menores de edad.

También en diciembre, un joven agredió a otro que perdió un ojo en una estación del metro del centro de Bilbao, además del apuñalamiento de un joven en una pelea entre dos grupos en la céntrica calle Mazarredo.

Todos esos sucesos han generado un debate sobre la seguridad de Bilbao y la evolución de la delincuencia en Bizkaia, que ha hecho a las instituciones salir para aclarar que la repetición de este tipo de sucesos en unas semanas ha sido una coincidencia, ya que las estadísticas revelan que "Bilbao sigue siendo una ciudad segura".

Según dijo este sábado el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, "nos preocupa y nos ocupa la seguridad. Nos preocupa que se pueda estar instalando una sensación de que hechos como este puedan ser comunes. Ante eso me rebelo, me niego, eso no puede ser así, a esta situación le tenemos que dar la vuelta entre todos".

Aburto respondió así a los reproches de la oposición por haber tratado de "minimizar el problema" y por la falta de coordinación en materia de seguridad.

La consejera de Seguridad del Gobierno Vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, dijo hace diez días que la Ertzaintza no ha detectado la existencia de bandas organizadas de delincuentes juveniles en Bilbao.

Reconoció que los jóvenes que protagonizaron esos sucesos entorno a la Navidad se conocían, pero insistió en que Seguridad no ha detectado la existencia de bandas en la ciudad.

"Es bastante habitual que los delincuentes juveniles se relacionen entre ellos y tiendan a andar juntos. Se mueven en los mismos mundos, delinquiendo, y además son conocidos por la Ertzaintza porque han tenido varias detenciones por robos", explicó.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.