Desde la Plaza del Ayuntamiento partirá el recorrido que ira ligando espacios del Casco Histórico con personas y costumbres arraigadas en la ciudad. "Del Corpus y la veneración a santos diversos, a Caldereros, las tarascas o el Rey de la Faba, todos los ritos y mitos se mezclan, nacen y se extinguen en una ciudad que sigue recuperando tradiciones", ha destacado el Ayuntamiento de Pamplona en una nota.

Las inscripciones pueden realizarse presencialmente en la red Civivox, a través del teléfono de Atención Ciudadana 010 y on line en las webs www.pamplona.es y www.pamplonaescultura.es. El grupo tiene una capacidad de 35 plazas, al precio de 2 euros por plaza. El recorrido vendrá a durar unos 50 minutos y será guiado por Aitziber Imizkoz, de la Oficina de Turismo municipal.

Desde la Plaza Consistorial, espacio introductorio de la visita, el grupo se acercará al antiguo Palacio de los Reyes de Navarra, hoy Archivo Real y General. Allá se hablará sobre el Rey de la Faba. Este acto, recuperado por la sociedad pamplonesa Muthiko Alaiak en 1964, rememora una costumbre instaurada en Navarra por la corte de los Teobaldos que 'coronaba' a un niño cada año.

Desde ahí la comitiva se acercará al corazón del burgo medieval de San Miguel donde se aprovechará para repasar el santoral cristiano. San Blas y su procesión, Santa Agueda y la tradicional costumbre de los coros populares y San Antón y la bendición a las mascotas domésticas.

De un burgo a otro, el siguiente hito es la Navarrería, un espacio que encarna como ninguno en este viaje el espíritu del carnaval, el de la fiesta profana. La fiesta de Caldereros, protagonizada por la asociación del mismo nombre, rememora la llegada en las primaveras del medievo de los zíngaros del este de Europa, con sus músicas y sus costumbres, como leer manos o adiestrar animales para el baile. Además, en los últimos años de la mano de la asociación Alde Zaharra se ha recuperado la historia, también medieval, de Mari Trapu. La muñeca evoca la historia de una niña, hija de un herrero de la Navarrería, que encaja en el marco del enfrentamiento entre este burgo y los pobladores francos de San Cernin.

La subida a la Catedral lleva a una festividad mixta, el Corpus, una fecha vinculada desde el Barroco ahora a la religión católica pero que ha tenido diferentes contenidos a lo largo de la historia y en la que también han tenido cabida gigantes, tarascas o dragones de fuego. La visita acabará de nuevo en la plaza Consistorial donde se hará una revisión panorámica de cómo se concilian todas estas tradiciones en una misma sociedad.

Esta es la tercera visita de un ciclo que se enmarca dentro de la programación de la red Civivox y que, anteriormente, ha revisado los seres mitológicos o fantásticos en diferentes soportes del patrimonio de a la ciudad acompañando los descubrimientos con lectura de referencias literarias (22 de noviembre) y las representaciones iconográficas de mitos, leyendas y tradiciones asociadas Pamplona presentes en el Museo de Navarra (20 de diciembre).

Consulta aquí más noticias de Navarra.