Pleno del Ayuntamiento de Almería
Pleno del Ayuntamiento de Almería EUROPA PRESS/ARCHIVO

Los presupuestos, a los que se oponen PSOE e IU, cuentan con un consolidado de 192,9 millones de euros, esto es, un 5,5 por ciento más que el ejercicio anterior, en parte, según el equipo de gobierno, gracias al aumento en la previsión de gastos debido a unas "mayores transferencias de fondos del Estado y europeos", lo que permitirá afrontar un 50 por ciento más de inversiones sin que se haya producido "incremento de la presión fiscal".

Los ingresos por tributos suponen el 58,9 por ciento del total de los presupuestos -un 1,06 por ciento menos con respecto a 2017- mientras que las transferencias corrientes suponen el 29,7 por ciento de los ingresos totales, si bien su incremento obedece fundamentalmente a los 1,2 millones previstos para financiar el gasto corriente del proyecto Edusi, que para este ejercicio conllevará inversiones por valor de 4,6 millones de euros en la ciudad sobre los 20 millones previstos.

El texto prevé nueve líneas de actuación inversora a través de los fondos Edusi, cuya área gestora se concentrará en Urbanismo, relacionadas con la Administración electrónica, la Smart City, movilidad sostenible, eficiencia energética en alumbrado público y municipal, inversiones en Barrio Alto, la aplicación de un plan integral de rehabilitación en el entorno de La Alcazaba, el plan de acción local Urbact Romanet, y la rehabilitación integrada del barrio de El Zapillo.

Asimismo, en materia de gasto, contempla un incremento del 16 por ciento en Cultura para equipar la nueva biblioteca de la calle Santos Zárate y cambiar la climatización en el Auditorio Maestro Padilla, actuaciones de mejora turística como la rehabilitación del Torreón de San Miguel, la puesta en marcha del servicio de bicicletas eléctricas y otras partidas más llamativas como la adquisición de 'segways' para que la Policía Local.

Más allá de estos aspectos, el presupuesto contempla 63 "exigencias" reclamadas por Cs para el consiguiente ejercicio que aún no se han desvelado más allá de sus "líneas rojas" sobre la bajada del IBI, una tarificación especial de ORA para trabajadores y la devolución de plusvalías, así como otros aspectos entre los que se recoge el impulso a una playa para perros o un mariposario en el Parque Nicolás Salmerón.

Estos últimos aspectos han llevado al portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Juan Carlos Pérez Navas, a asegurar que el "pacto secreto" rubricado entre PP y Cs encierra una serie de "chorradas y bobadas" pese a las "graves carencias" que tiene la ciudad, por lo que las cuentas "no atienden como deberían las necesidades que tienen los almerienses" y además "no se van a cumplir si se tiene en cuenta el antecedente de que de las 89 medidas pactadas por ambas formaciones en 2016 y 2017, hasta 70 siguen sin ejecutarse".

Asimismo, el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Almería, Rafael Esteban, aseguró que el equipo de gobierno "solo ha ejecutado en 2017 el 25 por ciento" de las inversiones reales, con lo que las cuentas propuestas para el consiguiente ejercicio "vuelven a incluir proyectos no realizados", sentido en el que ha adelantado el voto negativo de su grupo.

Consulta aquí más noticias de Almería.