Este emplazamiento, que está aún pendiente de concretar, permitirá completar la cobertura que existe en Málaga para el seguimiento de la contaminación atmosférica, distribuida en otros cuatro puntos: El Atabal, Campanillas, la avenida Juan XXIII y Puerto de la Torre.

El concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, ha explicado que el Ayuntamiento de Málaga está "especialmente comprometido" con la gestión de la calidad del aire, por lo que ha asumido la instalación de la nueva estación en el Este para incorporar sus mediciones a las otras cuatro, "que son de la Junta de Andalucía, en cumplimiento de un acuerdo aprobado por el Pleno en este sentido".

De esta manera, la entrada en funcionamiento supondrá la colaboración del Ayuntamiento y la Junta de Andalucía en el seguimiento de la calidad atmosférica de la ciudad en los términos que se establezcan, han precisado desde el Consistorio en un comunicado.

El Decreto Andaluz 239/201, que regula la calidad del medio ambiente atmosférico en la Comunidad Autónoma, señala que los municipios con población superior a 100.000 habitantes y las aglomeraciones urbanas deben adoptar planes y programas para el cumplimiento y mejora de los objetivos de calidad del aire, en el marco de la legislación sobre seguridad vial y de planificación autonómica.

Los análisis que se han realizado hasta ahora han puesto de manifiesto la importancia que tiene el tráfico rodado en las emisiones de partículas en Málaga y la Costa del Sol, por lo que el estudio de las mediciones permitirán validar el resultado de las medidas que se pongan en marcha o indicarán la necesidad de abordar nuevas iniciativas para reducir las emisiones.

Al mismo tiempo, han puntualizado desde el Ayuntamiento, se realizará también el seguimiento del impacto en la calidad del aire de otros sectores como el industrial y el doméstico. La nueva estación deberá medir los parámetros de NOx, NO2, NO, SO2, CO, O3, PM 10 y PM 2,5.

Consulta aquí más noticias de Málaga.