El portavoz de Izquierda Unida en las Cortes, José Sarrión, ha sido quien ha calificado este 20 de enero como un día "histórico" en Castilla y León porque la ciudadanía de las nueve provincias de la Comunidad ha tomado las calles de Valladolid para mandar el mensaje "claro y rotundo" a la Consejería de Sanidad de que "ponga fin a los recortes" en Sanidad pública.

En este sentido, ha señalado que la degeneración "permanente" del servicio de asistencias es "inaceptable" y ha apuntado que su sostenibilidad se carga "exclusivamente" sobre los hombros de los "extraordinarios" profesionales del sector sanitario.

La Sanidad pública, ha agregado, es una "inmensa conquista" de la clase trabajadora, "luchada" durante décadas por generaciones de españoles que han "peleado" para lograr lo que hoy es uno de los bienes sociales "más preciados": la atención sanitaria pública. Por ello, ha pedido al Partido Popular que "abra los oídos" y "escuche" esta "gran reivindicación" que ha logrado un "éxito de convocatoria".

En la misma línea, el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, ha elogiado el movimiento ciudadano "histórico y sin precedentes" convocado por las plataformas en defensa de la Sanidad pública de la Comunidad y que el PP se ha "empeñado" en recortar y privatizar. Al igual que Sarrión, Tudanca también ha solicitado a los 'populares' que "rectifiquen y escuchen" a la calle porque "nos duele la Sanidad", ha concluido, en alusión al lema de la protesta.

El secretario regional del PSOE ha estado acompañado por la responsable federal del partido en materia sanitaria, Elisa Calcedo, quien ha recordado que la Sanidad es el servicio público que los ciudadanos consideran que "más interviene en su bienestar", aunque, "paradójicamente", también ha sido una de las materias en las que más ha recortado el PP.

El secretario general de Podemos en Castilla y León también ha calificado como un día "histórico y sin precedente" en el que ha ganado la "ciudadanía" y la "Sanidad" en contra de los "recortes y las privatizaciones personalizadas por el PP".

Por su parte, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha suscrito las palabras de Calcedo al señalar que la Sanidad es el servicio público "por excelencia" y que hoy se ve "amenazado" por una ideología que trata de "reducir" su gestión a la "mínima expresión" y sus beneficios, al ámbito privado, algo "especialmente grave" en el caso del servicio público del que depende la salud de los ciudadanos.

También la portavoz del Grupo Municipal Valladolid Toma la Palabra, María Sánchez, ha dado la bienvenida a todos aquellos que han acudido a la capital vallisoletana en defensa de la Sanidad Pública, pues en los últimos años los recortes en esta materia han sido "brutales".

Asimismo, ha recordado que aunque el Ayuntamiento no posea competencias en materia de Sanidad, se han presentado varias mociones para instar a la Junta a que revierta esta situación e incremente los presupuestos, ha apostillado.

Por otro lado, el secretario General de UGT Castilla y León, Faustino Temprano, ha apuntado que sobran los motivos para concentrarse en defensa de la Sanidad pública y ha subrayado que es "necesario" invertir en servicios sociales para "revertir" la despoblación, uno de los principales problemas de la Comunidad.

De igual modo, CSIF ha instado a la Junta a "terminar" con los recortes en Sanidad tras la "exitosa" manifestación de este sábado y le ha pedido una reflexión "seria" para poner fin al "deterioro evidente y progresivo" en la calidad de la salud pública de la región.

La organización sindical independiente también ha advertido que la política de recortes ha afectado "seriamente" a los profesionales sanitarios por los recortes de plantilla, la falta de sustituciones, la amortización de plazas, el aumento de la presión asistencial y la jornada laboral o la modificación de calendarios laborales, entre otros.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.