Richard oribe y Eneko Goia
Richard oribe y Eneko Goia AYUNTAMIENTO DONOSTIA

El nadador paralímpico Richard Oribe ha recibido de manos del alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, el Tambor de Oro 2018, máximo galardón que otorga el Ayuntamiento donostiarra, y, emocionado, ha manifestado sentirse "muy feliz". El regidor donostiarra, por su parte, ha remarcado que la capital guipuzcona "hoy quiere regalarte el día más feliz de tu vida".

El acto, celebrado el Día Grande de la festividad del patrono, ha tenido lugar en el Salón de Plenos del Consistorio donostiarra y ha contado con la presencia de representantes políticos e institucionales como la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, la presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Eider Mendoza, o los consejeros vascos Arantxa Tapia, Iñaki Arriola, Alfredo Retortillo, o Cristina Uriarte y la Corporación municipal.

También han estado presentes el delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, los diputados forales Imanol Lasa, Maite Peña, y Marisol Garmendia, los dirigentes del PSE Idoia Mendia y Eneko Andueza, o los parlamentarios de EH Bildu Pello Urizar y Maddalen Iriarte, entre otros.

A las doce del mediodía ha sido el turno de la Tamborrada Infantil, en la que han participado casi 5.000 niños que integran 49 compañías, y que, en esta ocasión, ha discurrido con normalidad, ya que este año, pese a las previsiones adversas, la lluvia ha respetado la fiesta donostiarra. Tras interpretar la Marcha de San Sebastián y la Antigua Marcha-Zortziko de San Sebastián bajo la dirección del Tambor Mayor, se ha dado comienzo al desfile.

CEREMONIA

Los tradicionales sones de 'Alkate soinua' y 'Diana', interpretados por la banda de txistularis y la Tamborrada de la Unión Artesana, han sido los encargados de iniciar la ceremonia que ha continuado con la proyección de un vídeo que relataba la amplia y destacada trayectoria deportiva y personal de Richard Oribe.

En el mismo, Rosa Lumbreras, madre de Richard, ha realizado un repaso del tesón y el afán de superación de su hijo, que nació con parálisis cerebral y ha resaltado que con ser elegido para recibir el Tambor de Oro es "el hombre más feliz del mundo" porque esta "era su ilusión".

Por su parte, Javier de Aymerich, su entrenador desde hace 19 años, ha destacado la "capacidad de concentración y seriedad" y su carácter "estricto" para el deporte, que le ha llevado a lograr un importantísimo palmarés con numerosos oros paralímpicos en Juegos como los de Atlanta o Sidney.

Además, ha resaltado que, una vez que ha decidido dejar la competición de alto nivel, el nadador donostiarra está volcado en su club, Konporta, en el que "transfiere conocimientos a sus compañeros más jóvenes" y se siente "muy orgulloso de lo que está haciendo".

El periodista deportivo Tito Irazusta ha sido el encargado de realizar el laudatio relatando la trayectoria de Richard Oribe, de quien ha destacado que es "una persona especial" y un "magnífico deportista". "Has llegado triunfador también a esta meta que tanto querías", ha subrayado Irazusta, quien ha incidido en que pese al palmarés que posee en nadador donostiarra "ésta es la distinción que le hace más feliz".

Tras destacar sus "buenos valores" y el hecho de que es "un ejemplo de superación e inclusión" que "siempre va con la sonrisa puesta", ha felicitado a Oribe por haber logrado que "por su amor a Donostia la ciudadanía le haya concedido este galardón".

"Puedes estar orgulloso porque la gente ha querido reconocer tu entrega. Eres un campeón como deportista y un ciudadano ejemplar, y es de justicia que recibas un reconocimiento popular como el que hoy tienes", ha expresado Irazusta.

"ESPECIAL"

Por su parte, Eneko Goia, emocionado por el "ambiente increíble del evento", ha destacado que la entrega del Tambor de Oro de este año es "especial" por que se trata de la primera vez que los donostiarras eligen y votan al premiado, así como por el propio Richard Oribe, que ha sabido superar las limitaciones de su discapacidad para convertirse en un gran deportista de élite.

De este modo, ha resaltado que "lo que ha hecho es no quedarse cruzado de brazos con los problemas que le ha traído la vida, ponerse como meta personal superarse a si mismo día a día, y llevar su afán de superación hasta la excelencia y brillar en lo más alto del deporte internacional".

"Todo eso hace de ti, Richard, un titán donostiarra porque desde la piscina, en silencio y con sacrificio, has llevado el nombre de nuestra ciudad a lo largo y ancho del mundo, pescando medallas y campeonatos allí donde ibas", ha afirmado el alcalde.

Tras alabar que Oribe haya "superado los obstáculos que nos pone la vida con una sonrisa en la boca", ha insistido en que el nadador donostiarra "ha logrado algo muy grande en lo deportivo y en lo personal" y es un "ejemplo de superación, de constancia, de mirar hacia delante, y de generosidad". "Lo que conforma el alma de la ciudad son las personas y tú eres parte del alma de nuestra ciudad", ha subrayado Goia.

Con la interpretación de 'Iriyarena' a cargo de la tamborrada de la Unión Artesana el alcalde ha hecho entrega a un emocionado y sonriente Richard Oribe del Tambor de Oro 2018, tras lo que se ha interpretado el 'Erreberentzia', bailado por el dantzari Jon Maia, en honor al premiado.

Tras el breve agradecimiento del nadador, que ha expresado estar "muy feliz, y con la interpretación de la Marcha de San Sebastián a cargo de la banda municipal de txistularis y la tamborrada de la Unión Artesana, ha finalizado el acto.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.