Los participantes han llegado al mediodía a la ciudad, para lo que se ha cortado el tráfico en la avenida Príncipe de Asturias. En esta zona, en pleno centro, el piloto Emilio Zamora ha ofrecido un espectáculo de acrobacias, en el que también han participado los niños de la escuela de motociclismo de Valladolid, con sus minimotos.

El colofón de esta cita ha finalizado con una degustación de arroz a la zamorana en el espacio de tierra del parque de la Marina, ofrecida por el Ayuntamiento en colaboración con la AMZ.

Juan Carlos Ruiz, presidente de Motauros, ha valorado esta cita "homenaje a un piloto de la talla de Ángel Nieto" y ha esperado que esta actividad en la ciudad "repercuta de forma muy positiva en la hostelería de la ciudad". Por otra parte, ha anunciado que debido a la buena sintonía que mantienen con la Asociación Motociclista Zamorana, habrá más ocasiones para realizar nuevas colaboraciones entre ambas asociaciones.

Consulta aquí más noticias de Zamora.