Terraza, Bar, gente, desayuno, establecimientos, bares
Terraza, Bar, gente, desayuno, establecimientos, bares EUROPA PRESS

El portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, ha explicado que la profusión de nuevos establecimientos que se están abriendo "de forma masiva", sobre todo en el centro de Málaga, "está provocando que existan puntos en los que la proliferación de sillas y mesas de los bares y restaurantes llega incluso a dificultar e impedir el tránsito de los viandantes por la calle".

A juicio de Zorrilla, el "exceso" de ocupación vía pública y uso desmedido de las calles y plazas "se está perpetuando por la permisividad y la impunidad con la que se está actuando en los últimos años", además de que "la excepcionalidad se está convirtiendo en norma, por vías como la aprobación de planes de aprovechamiento que de facto supone la privatización del espacio público".

Ha recordado que existen informes realizados por el propio equipo de gobierno del PP que confirman esa tendencia, como el del Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU), en el que se recoge que el 92 por ciento de los bares del centro incumplen la normativa municipal y que más de la mitad no reserva el espacio peatonal al que obliga la legislación.

En este sentido, ha añadido a Europa Press que este informe advierte de que ese modelo de centro urbano "de elevada densidad e implantación masiva de establecimientos y los problemas que esto lleva aparejado", está provocando "un éxodo vecinal, ya que la degradación de la calidad de vida hace a la zona cada vez menos atractiva".

Según el OMAU, ha señalado el portavoz de Málaga para la Gente, en pocos años el centro de Málaga "ha perdido 17.000 vecinos, que eran los que mantenían habitable y vivo el centro, ya que ha pasado de tener 23.000 residentes a los 6.000 de la actualidad".

Zorrilla ha incidido en que el equipo de gobierno "tiene la obligación de aplicar la ordenanza y la legalidad vigente", puesto que lo que está en juego "es el respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos, frente a los que no pueden prevalecer otro tipo de intereses, no se pueden seguir sin aplicar la legalidad vigente".

"Nuestra propuesta es simple: que se limiten las excepcionalidad a la ordenanza a casos excepcionales, debiéndose justificar mediante informe la necesidad y la misma responde al interés público, limitando de esa forma los planes de aprovechamiento", ha explicado.

Asimismo, ha dicho no entender el por qué de estas nuevas ordenanzas, "salvo lo que se pretende sea realmente mejorar las condiciones del uso de la vía pública para un determinado sector, ya que en lo que respecta al residente poco o nada se le ha tenido en cuenta, tratando con estas de hacer legalizable todo lo que hasta ahora ni inspectores de comercio ni área de seguridad han podido controlar".

ALEGACIONES

Málaga para la Gente señala que en la citada ordenanza, en su artículo 6 de autorizaciones se indica, como novedad, la obligatoriedad de exposición de un plano donde se haga constar la superficie de ocupación, "cuando esto es algo que según el artículo 9 de las actuales ordenanzas ya existe", dudando "de la credibilidad de esta medida".

Por ello, la coalición de izquierdas cree "oportuno que pese a que se cuente con el plano, el espacio deberá de quedar debidamente delimitado en el pavimento con el material que se considere más oportuno". También han añadido que en dicho plano se deberá contabilizar el aforo máximo autorizado, ya que de ello depende en gran parte la contaminación acústica en el entorno.

Por otro lado, en relación con los planes de aprovechamiento precisan que "no cabe duda que este es el elemento estrella de estas nuevas ordenanzas", ya que, esta figura, a través de la junta de gobierno local, "será la herramienta perfecta para saltarse cualquier tipo de prohibición o restricción".

A juicio de Málaga para la Gente, estos planes deberán de hacerse únicamente en espacio singulares y siempre con el objeto de "restringir" el uso de ellos "dada sus peculiares condiciones urbanísticas", al tiempo que "se debería mantener lo que actualmente recoge las actuales ordenanzas, en las que se indica que para la elaboración de los planes de aprovechamiento se tendrá en cuenta a las asociaciones legalmente constituidas".

Sobre los toldos, Zorrilla ha apuntado que "no basta en decir que los toldos no sobresaldrán ni supondrán peligro para los peatones", insistiendo en que se debería indicar que los mismo tendrán que quedar a una altura superior al los 2,50 metros, para evitar problemas con los viandantes de movilidad reducida.

En relación con la instalación de toldos fijos, Málaga para la Gente opina que no parece una solución acertada al tratarse el Centro de un BIC y señalan que "la medida correcta en tal sentido no es otra que reducir o limitar el aforo y horario de éstas". En este sentido, también han recordado que el medio que habilita legalmente al Ayuntamiento para ello es la inmediata declaración de Zonas Acústicamente Saturadas.

Por otro lado, sobre los expositores inciden en que deberán de estar igualmente condicionados por el ancho de las calles ya que en el centro existen muchas calles estrechas en cuyo caso impedirían el tránsito adecuado de los usuarios.

En relación con el artículo 13 de prohibiciones de instalar billares, televisiones o frigoríficos, entre otros, "no parece razonable la indicación que se hace al respecto al indicar 'salvo que se contemple en la autorización previa solicitud de los interesados'", ya que "tiene que estar prohibido en todos los casos y en ninguno de ellos se podrá hacer usos de estos elementos en la vía pública".

En este sentido, Zorrilla ha señalado que, pese a estar actualmente prohibida la colocación de televisiones en la calle, se están colocando tras los ventanales, siendo visible desde el exterior, por lo que eso no debería ser así, "favoreciendo el uso del interior del local y reduciendo en tal caso la contaminación acústica en el exterior".

Tampoco Málaga para la Gente ve razonable la autorización a dejar el mobiliario en el exterior, debiendo ser recogido en su totalidad diariamente, "pues de lo contrario se habilita el uso de la vía pública como almacén privado".

En lo que al centro histórico se refiere, Málaga para la Gente insiste en que el tratamiento del espacio urbano ha hecho desaparecer la concepción de las aceras propiamente dichas y "el derecho a transitar y a velar por la seguridad de los viandantes se debe de seguir manteniendo".

Por último, respecto al artículo 21 de inspección y control, Málaga para la Gente señala que parece que el Área de Seguridad Ciudadana tendrá un mayor protagonismo "ante los incumplimientos que se den en la vía pública", pero, precisan, "la cuestión es si realmente se le va a dotar de las herramientas necesarias y eficaces para ello, pues de nada sirven que tengan de autorización de retirar el mobiliario si no cuentan con medios".

Consulta aquí más noticias de Málaga.