Esta decisión se ha adoptado tras verificar las autoridades

competentes el cese total del vertido tras el sellado realizado por los buzos de la empresa Cepsa en una válvula de uno de los puntos de repostaje de los barcos para el suministro de combustible al aeropuerto Tenerife Sur.

Además del PECMAR, también han sido desactivados el Plan Nacional de Contaminación Marina, el Plan Municipal de Emergencias y el Plan Interior Marítimo (PIM) de Cepsa.