Por estos hechos, la Fiscalía pide que sea condenado a 12 años de prisión y que abone a la víctima una indemnización de 60.000 euros por daño moral.

El procesado, A.A.A., condenado ya a dos años de prisión por un delito de agresión sexual a otro menor de edad, convivió durante unos ocho meses, entre los años 2010 y 2011, en el domicilio de su entonces pareja y las tres hijas de esta, entre ellas la víctima, en A Coruña.

El Ministerio Público señala que el acusado, "de forma muy frecuente", aprovechando que se quedaba en ocasiones a solas con la menor, le realizó tocamientos en sus partes íntimas, obligándole a ella a realizarle lo mismo. Debido a lo sucedido, la menor tuvo episodios de nerviosismo, miedo, angustia y temor.

El padre de la menor interpuso denuncia por estos hechos en enero de 2016. Para la Fiscalía, los hechos relatados son constitutivos de un delito continuado de abuso sexual a menor de 13 años. Sostiene que concurre, además, el agravante de reincidencia. Junto con la pena de cárcel, pide que no se pueda poner en contacto con la menor durante 13 años.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.