CHA ha explicado en una nota de prensa que el pasado mes de noviembre el senador de Compromís, Carles Mulet, presentó una iniciativa a iniciativa de Chunta relativa a la necesidad de invertir, por parte del Ministerio de Fomento, en la denominada variante sur de Huesca y en el acceso al aeropuerto de Monflorite.

En su respuesta, el ministerio afirmó que se "continuará" con la redacción de este proyecto para llevarlo a cabo en el marco de la programación que establezca el Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI).

El coordinador de CHA Huesca, David Félez, ha manifestado que esto significa que "ni siquiera está todavía redactado el proyecto", además de "que no se fijan ni inversiones, ni plazos definitivos para su puesta en funcionamiento".

Sin embargo, esta es una carretera que permitiría conectar la autovía A-22 con la A-23, "mejorando la movilidad y la seguridad vial en la zona, contribuyendo a potenciar tanto la plataforma logística Plhus, como el Parque Tecnológico Walqa", ha subrayado Félez.

CHA ha recordado que el actual delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, anunció en 2012, públicamente, que las obras de esta infraestructura estarían en marcha en 2013, después de que el Ministerio de Fomento hubiese remitido al Ayuntamiento de Huesca los primeros documentos sobre esta vía.

Félez ha incidido en que la ciudad tiene dos infraestructuras carreteras pendientes desde hace tiempo, los últimos 13 kilómetros entre Huesca y Siétamo de la A-22 -que impiden conexión por autovía completa con Barbastro-Monzón- y esta variante sur. "Fomento no puede seguir demorando su puesta en marcha", ha concluido el coordinador CHA-Huesca.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.