Los hechos se produjeron en torno a las 13.35 horas de este miércoles, 17 de enero, a la altura del kilómetro 1,2 de la carretera SA-300, en el término de Villamayor de Armuña, cuando los agentes comprobaron que el hombre circulaba a pesar de que un mes antes ya había sido investigado por carecer de permiso de conducción por sentencia judicial firme y ha había sido inmovilizado y denunciado por una infracción grave.

Una vez detenido el vehículo y comprobado que el conductor era el mismo, los agentes solicitaron la documentación al mismo y apreciaron a su vez olor a alcohol, por lo que realizaron al mismo las pruebas de detección correspondientes, en las que arrojó una tasa de 0,46 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, cuando el límite se encuentra en 0,25.

A continuación, el Subsector de Tráfico de la Benemérita contactó con la Policía Local de Salamanca, y procedió a la retirada del vehículo por la Grúa Municipal, que ha quedado a disposición judicial en el depósito de vehículos del Ayuntamiento de Salamanca.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.